• Unos señores y una señoras  muy amenazados por la censura se van a sentar en la Universidad Complutense de Madrid a quejarse porque no les dejan ser homófobos, racistas, xenófobos. Pobrecitas.

Seguramente estás tan harto de HazteOir, de Ignacio Arsuaga y del puto autobús como nosotros. Que mira, para qué perder el tiempo escribiendo cosas si esta chica lo explica así de bien:

Lo que parece que hay que explicar mejor, porque aún hay gente que no lo ha entendido, es que los ataques a los colectivos minoritarios en base a cosas intrínsecas al propio ser humano no son libertad de expresión. Ya me explayaré con el tema, pero básicamente: la libertad de expresión protege la libertad de expresar (valga la redundancia) tu opinión. La homofobia, la transfobia, el racismo, el machismo, la xenofobia… No son opiniones, son discursos de odio. Y no son opiniones por la sencilla razón de que atacan la dignidad y los derechos humanos de otras personas, y eso es algo sobre lo que no cabe opinión. Por lo tanto, no son actitudes protegidas por la libertad de expresión.

Si se organizara una charla sobre la Libertad de Expresión debería durar muy poco porque, al fin y al cabo, no se le puede dar mucha más vuelta a ese argumento. Salvo que seas Rocío Monasterio, Alicia V. Rubio, Cake Minuesa e Ignacio Arsuaga; que como buenas personas tolerantes y maravillosas que son se van a sentar mañana por la mañana en la Universidad Complutense de Madrid a ofrecer una charla sobre el tema.

¿Por qué? Pues es evidente, por que la libertad de expresión de las personas blancas, heterosexuales y cisgénero está amenazadísima. Y ojo que va la presidenta de VOX en Madrid, que todos sabemos que es un partido súper respetuoso, tolerante y con unos valores humanos maravillosos que no se inventan mierdas, qué va:

La charla, por cierto, no la organizan los Estudiantes de la Facultad de Derecho así en general, sino un grupo de Estudiantes Católicos que se describen en Twitter como “Sindicato de Estudiantes que nace para defender los valores del humanismo Cristiano y dar voz a los estudiantes católicos“. Porque todo el mundo sabe que los estudiantes católicos se han quedado mudos, claro.

Evidentemente el Sindicato éste nos hace mucha gracia porque, básicamente, son idiotas y están orgullosos de ser idiotas:

Por supuesto ya se huelen que se va a liar, porque saben perfectamente lo que están haciendo. Así que han hecho una encuesta y todo para que la gente opine sobre qué van a hacer los malvados “radicales”:

Por suerte para todos la sociedad española se ha dado cuenta de que lo radical es poner un autobús que ataca a los menores trans delante de las puertas de los colegios.

P.D.: Por cierto, Ignacio Arsuaga, deja de enviar esa foto de cuando hiciste la Comunión para aparentar que eres un señor joven y moderno; que todos sabemos que tienes ya una edad y lo de enviar fotos de hace quince años para ligar está muy demodé.

Deja tu comentario