No vamos a añadir nada nuevo sobre el sida que no sepáis y desde Estoy Bailando esperamos que estéis practicando el sexo correctamente. Para los que sois más jóvenes y lo veis todo como normal os recordaremos que hubo un tiempo, justo cuando estábais naciendo qué tiernos resultabais entonces en que las cosas no se veían de la misma manera.

La eclosión del sida en los años 80 y su afección entre los hombres homosexuales, el tiempo demostró enseguida que nadie estaba libre de esta enfermedad, fue como una plaga bíblica, como una penitencia a nuestros pecados, como algo merecido por ser tan díscolos, promiscuos y contra natura. Afortunadamente el mundo occidental ha cambiado en gran medida, aunque no lo suficiente, no lo olvidemos. He ahí las barbaridades del llamado estado islámico o los también integristas religiosos en Alabama, el Vaticano o absurdos sin más en Rusia. Para que luego haya quien diga que el Día del Orgullo Gay como acto reivindicativo no tiene sentido, ¡tanto como el primer día!

beso-gayEsto es tan natural aquí como en Tombuctú

Pues bien, volviendo al tema del sida es que me ha entrado un chulazo en el grindr y me he despistado, aunque también queda camino por recorrer para conseguir la normalización de lo que no es más que una enfermedad, el desconocimiento y la ignorancia de todos en sus inicios no se lo pusieron nada fácil a los primeros afectados  o sea, tus mayores, ya sabes que les debes un respeto ante el acoso y desprecio social.

oh-helloOh, hola, sí, es verdad… mucho ignorante, mucho tonto entonces y ahora

En ese entorno, un artista llamado Keith Haring, también gay como tú y como yo, puso todo su arte al servicio de la causa y entre su amplio legado de aire graffitero llenando los muros de Nueva York de divertidos personajes.

Te in-Teresa
MÁS MADERA: Lo último en complementos

Keith-Haring-vih-aidsDan ganas de bailar con solo ver sus dibujos

En San Francisco, la ciudad en la que se vive el ser gay con la más absoluta naturalidad, diseñó en 1987 el altar de la capilla contra el sida en la catedral de esta fantástica urbe. Sí, aunque no te lo creas, un artista abiertamente gay realizó semejante trabajo en un lugar gobernado por los acólitos del amigo Francisco.

haring-chapel-hiv-aids

Pero no hace falta ir tan lejos para ver algo creado por Keith Haring, ya que estuvo en Barcelona en 1989 creando un fantástico mural junto al MACBA, en el barrio de Mónica del Raval, que meses atrás ha sido recuperado para goce sí, también se puede gozar viendo arte y deleite de todos. Con una brocha así de gorda y un bote de pintura roja Keith creo figuras que se abrazan, una enorme serpiente que les persigue, seres que huyen,… en fin, una completa metáfora de lo que fue el sida en sus inicios.

youtu.be/T-sEg_b3Fic

Por cierto,  Haring, artista genial y figura mítica de los 80, falleció en 1990 a los 32 años como consecuencia de esta enfermedad.

Haring-vih-sida-Barcelona
El mural que no os podéis perder.