Artículo escrito por: ZorreteP

Llega la ola de calor a Madrid y yo todo zapateado en mi casa con el aire acondicionado escuchando mis discos y volví a encontrar las 2 joyas del artista que os quería comentar. Si os suena su nombre ¡enhorabuena: sois cultas! Jobriath. Jobriath es el nombre.

Jobriath on The Midnight SpecialJobriath vestido de Astraco

¿Por qué os hablo de este tipo? Pues porque aparte de tener 2 discos que os van a gustar, fue el primer artista abiertamente gay en firmar con una multinacional discográfica allá por el 1972.

Bruce Wayne Campbell vivía feliz cual perdiz en Texas como niño superdotado (en el ámbito musical, perras) hasta que en los 60 se fue a hacerse un hombre hacer la mili. Y, claro, Jobriath, un estrellón en potencia con la sensibilidad de un cisne, deserta a los pocos meses y se vuelve AWOL (que sí, que este término lo has visto en Porntube). Y se muda a Los Angeles con el nombre de Jobriath Salisbury. Vamos, tan hetero como tú  borracha en el Organic. ¿Que no os parece lo suficientemente gay? Tranquilos, que nuestro hombre se metió a trabajar como cantante de musicales como Hair y formó una banda de folk-rock llamada Pidgeon (Paloma en inglés, maricón).

Ya veis que el chiquillo apunta maneras. Pero hete aquí que le localiza la policía militar, lo detienen y, tras un colapso nervioso, lo internan en un psiquiátrico 6 meses. Y aquí empieza el show, porque este internamiento le sirve para crear un personaje poco a poco y comenzar a componer lo que sería su siguiente movimiento musical.

Bjork-JobriathRecreación: Björk Jobriath internada

Casualidades de la vida, el señor Jerry Brandt (nada, un tipejo que es pa’ dar de comer aparte) escucha una demo suya y se queda prendado. Y allí aparece Jobriath, vestido entero de blanco, como un ángel. Un ángel que vivía en un piso sin muebles y que ejercía de puto. Pero un ángel, vamos. Y firma el contrato más grande hasta el momento: $500.000 por 2 discos con Elektra Recordings.

La promo empieza con 250 buses empapelados con su cara, vallas publicitarias en Times Square y anuncios en Vogue, Penthouse y Rolling Stone. La campaña más importante del momento. Se habla de un concierto de $200.000 en la Opera de París en el que Jobriath saldría vestido de King Kong sobre una réplica del Empire State que se convertiría en un pene y luego él se transformaría en Marlene Dietrich. Ajá, muy hetero todo, María Teresa.

jobriath glowia swanson portada mojo m agazine

Jobriath a lo Gloria Swanson en Mojo Magazine    

Mientras que a la crítica le gustaba su disco, Jobriath iba diciendo que él era “la verdadera hada madrina del rock” y le comentaba a la prensa que “preguntarle si era gay era como preguntar a James Brown si era negro”. Recordad que estamos en 1972. Con DOS COJONAZOS. Y, por si fuera poco, se planta así en The Midnight Especial para tocar 3 canciones, una de las cuales censuran porque habla abiertamente de sado-masoquismo:

            Repito: CON 2 COJONAZOS.

Vamos, era el artista del momento. “¿Por qué yo no sabía nada de esto?”, te preguntarás. Pues porque todo se esfumó. De repente los shows se pospusieron por costes elevados, Jobriath no promocionó lo suficiente como Mónica Naranjo con Chicas Malas, se puso a componer el siguiente álbum (que salió sólo 6 meses después del primero, con la ayuda de gente como Led Zeppelin) y todo el mundo se olvidó de él. Dio un par de conciertos que tuvieron mucho éxito pero su discográfica le abandonó y se quedó más solo que tú cuando saliste del armario.

¿Y qué hizo nuestro maricón? Pues se retiró de la música y se puso a tocar en cabarets de Nueva York. Ya, ya sé que esto no se puede poner mucho más gay. Pero sí: volvió a hacerse chapero. Y se rebautizó como Cole Berlín. Y siguió metiéndose mucha coca y bebiendo demasiado alcohol. Y se mudó a un ático con forma de pirámide en el infame Chelsea Hotel. Y allí descubrió que tenía sida.

Jobriath album cover

Tras diez años estando en la cumbre, en 1982 y a la edad de 36 (tu a esa edad no tenías ni la ESO, mamarracha), muere solo, en su ático, de complicaciones con el sida y se convierte, a su pesar, en el primer famoso que muere de esta enfermedad (sin ocultarse ni darse otras versiones). Pero, gracias a Dios a Kylie, su historia le ha sobrevivido. Y Morrisey, Def Leppard o Marc Almond (si sólo conoces al último eres MUY maricón) lo han metido entre sus artistas favoritos por algo.

Ahora es cuando tu corres a tu tienda de discos a hacerte con su debut, que el segundo está bien, pero es más complicadete. Y cuando respiras aliviado por haber vivido la época que te ha tocado. Y cuando te reafirmas en salir  a la mani del Orgullo SÍ o SÍ porque aún tenemos que lidiar con gilipollas por el mundo. Pero, sobretodo, es ahora cuando tu miras atrás y le das las gracias a las locas con pluma como Jobriath y a las travestis por haberte salvado el culo y haber peleado para que tu puedas pasearte de la mano con el maromo  sin que te tiren piedras ni te quemen en la hoguera. Así que, ¡ojo! la Taylor y la Katy están muy bien, pero no pierdas la perspectiva de cómo hemos llegado hasta aquí, que nuestro trabajo nos ha costado.

Artículo escrito por: ZorreteP

Deja tu comentario