• El portero del Valencia se le va el dedo en su Instagram Stories y hace pública una foto en la que muestra su preocupación por la alimentación de sus seguidoras.

Sabíamos que esto de las Stories en Instagram, Facebook, Whatsapp y hasta en la cafetera iban a traernos más de un disgusto. Y más de una alegría. Que eso de mandar fotitos privadas que desaparecen a las 24 horas es un peligro, que las fotos nunca desaparecen del todo (que le pregunten a, entre otros, Alex Minsky).

Y no, Jaume Domènech, no cuela lo de que te han “hackeado” la cuenta.

No nos pongas carita de niño bueno, QUE NO CUELA.

Y es que el portero del Valencia estaba ayer todo animadito enviando cositas bellas por Instagram cuando se confundió y en lugar de enviar la siguiente foto por privado la publicó en su historia. Y claro, internet tardó menos en hacer una captura que HazteOir en fletar un autobús:

Ya te puedes imaginar cuál ha sido la reacción del jugador. Domènech ha eliminado todas sus cuentas sociales y ha emitido un comunicado junto al Valencia C.F. diciendo que sus redes fueron hackeadas y que alguien está enviando fotos sin su permiso.

Jaume, lo sentimos, pero no cuela. Por mucho que la prensa deportiva te siga el juego y publiquen que te han hackeado la cuenta, hay que ser muy boba para no darse cuenta de que simplemente se te fue el dedo. Y no pasa nada, no has hecho nada ilegal; ni nada inmoral; ni nada reprobable. Lo que sí has hecho ha sido darle una alegría a más de uno.

Te in-Teresa
David Beckham semi-desnudo, mojado y... todo.

Aunque la foto tampoco es como para montar una fiesta.

Desde aquí queremos enviar un mensaje a los “hackers”: está muy mal esto que no habéis hecho.