Si estás leyendo esto doy por hecho que o eres gay o eres filogay (hetero con gustos gays), así que no creo que tenga que explicarte con mucho detalle lo de Hamilton. Basta decir, para los que no saben ni qué es Broadway, que se trata de un musical escrito por Lin-Manuel Miranda, que se ha convertido en una brutalidad de fenómeno teatral en el que se cuenta la historia de Alexander Hamilton (uno de los padres fundadores de Estados Unidos) con canciones de R&B y Hip-Hop. Para que te hagas una idea, en junio los mejores asientos del teatro se vendían por casi 1.000 dólares. Cada uno.

display_55f72d3f81c0c2a86eeb2dda_hamilton-poster

Después de un año interpretando al protagonista, Hamilton, Lin-Manuel Miranda ha decidido dejar el papel y éste ha caído en su sustituto en la obra durante este tiempo: Javier Muñoz.

Javier Muñoz interpretando a Alexander Hamilton en una representación de la obra
Javier Muñoz interpretando a Alexander Hamilton en una representación de la obra

Y así, de repente, el papel más importante hoy por hoy en Broadway está en manos de un actor abiertamente gay, seropositivo y superviviente de un cáncer. En una entrevista con The New York Times, Muñoz explica lo que todo eso ha supuesto para él:

Llevo desde 2002 viviendo con VIH y soy indetectable. Estoy sano, estoy fuerte y soy muy abierto sobre el tema por todo el estigma que aún se asocia a ello. Suelo hacer una broma, que no sé si es graciosa o no- en la que digo que me he muerto varias veces, porque así es como me siento.

Muñoz asegura que su vida cambió drásticamente cuando en 2002 le dijeron que era seropositivo, cosa que volvió a ocurrirle cuando el año pasado le dijeron que tenía cáncer: “No puedes desaprender lo aprendido. La vida no es lo mismo después de eso. Pero estoy vivo y para todos los efectos sano y bien. Y estoy agradecido por ello.”

Muñoz y Miranda en el Teatro Richard Rodgers Theater
Muñoz y Miranda en el Teatro Richard Rodgers Theater

Desde que descubrió que vivía con el VIH, Muñoz ha estado muy preocupado por su salud y por eso pidió a su médico que le enseñara cómo examinarse él mismo para buscar bultos en su cuerpo porque sus dos padres habían sufrido cáncer: “Justo cuando estaba aprendiendo cómo hacerme un examen a mí mismo, encontré el bulto. No me preocupé al momento por la zona en la que estaba (y eso quiero mantenerlo privado porque es la única parte de todo esto que es realmente mía). Pero se lo enseñé a mi médico y eso llevó a hacer pruebas y al descubrimiento. (…) Me hicieron mi primera revisión (-tras el tratamiento-) en Marzo, y todo estaba perfecto. Estoy bien.

Querida lectora: la próxima vez que te dé por hacer un comentario prejuicioso sobre las personas con VIH, recuerda que Javier Muñoz podría partirte la cara sin esfuerzo y además cantarte una canción en directo mejor que Mariah Carey.

miranda-munoz-hamilton

Un beso.

Deja tu comentario