El parlamento escocés debatirá mañana la posibilidad de eliminar completamente la prohibición de que los hombres gays y bisexuales donen sangre, independientemente del tiempo que lleven sin follar.

[divider]Comando G | Salud[/divider]

Últimamente estamos muy escocesas en la redacción, y no porque nos guste llevar kilts con todo al aire sino porque no paran de llegar buenas noticias desde ese país. O al menos buenas intenciones. Que viendo cómo el mundo se llena de políticos descerebrados que no nos dan más que disgustos ya es mucho.

Después de anunciar que el país quiere tener su propia Ley Turing para indultar a todos los hombres (vivos o muertos) que fueron condenados por ser gays cuando aún existían leyes que criminalizaban la homosexualidad, ahora parece que están decididos a eliminar de una vez por todas la prohibición de que los hombres que tienen sexo con otros hombres donen sangre. Sí, el tema de las donaciones de sangre sigue trayendo cola. Ya hemos visto cómo Francia se ponía las pilas para cambiar su normativa después de que un enfermero les denunciara ante la Unión Europea y ésta le dijera a los franceses que no podían seguir prohibiendo las donaciones a hombres gays o bisexuales teniendo otros métodos con los que confirmar la seguridad de las donaciones.

rona_mackay

Rona Mackay (esta señora tan bonica que hay ahí arriba), parlamentaria del Partido Nacional Escocés llevará mañana al parlamento una moción para debatir la eliminación de dicha prohibición: “En nombre de la igualdad, Escocia necesita ir más allá para asegurar que todo el mundo, sin importar su sexualidad, puede donar sangre.” Actualmente los hombres que tienen sexo con otros hombres tienen prohibido donar sangre salvo que lleven un año sin tener relaciones sexuales, lo que en la práctica sigue siendo una prohibición total porque ¿qué ser humano -que no sea yo- es capaz de estar un año sin follar?

You_dont_understand_why_she_gets_mad_when_you_show_up_to_dinner_an_hour_late.gif

Pero con el país necesitando urgentemente más donaciones y con los controles sanitarios que existen hoy en día, para Mackay (y para cualquiera con dos dedos de frente) la prohibición no tiene sentido ninguna: “Es hora de terminar con esta ley arcaica contra los hombres gays y bisexaules; y demostrar otra vez que este parlamento es un faro de justicia e igualdad para el mundo.

Aquí la Mackay, que se ha venido arriba
RECREACIÓN: La Mackay, viniéndose arriba.

Lo más absurdo de todo es que a la hora de donar órganos, células madre o médula esa prohibición no se aplica. ¿Así que por qué seguir manteniéndola en las donaciones de sangre?

La parte menos alegre de la propuesta de Mackay es que, por ahora, sólo sirve para que se hable del tema y una vez se mantenga el debate en el parlamento es el gobierno el que tiene que decidir si se cambia la política o no; pero parece que la idea ha gustado porque varios políticos de otros partidos se han mostrado favorables a esa revisión de la normativa.

Además la idea de Mackay puede que no se quede en el parlamento escocés y llegue hasta el parlamento inglés. El diputado Stewart McDonald, co-presidente de un grupo de trabajo que une a todos los partidos representados, ha dicho que está encantado con que se mantenga este debate y ha añadido que hay evidencias científicas de que la “ventana de seguridad” podría rebajarse en todo Reino Unido de un año a 3 meses.

not-bad

Las organizaciones LGTB están encantadas con la noticia. Desde la ONG Stonewall Scotland han publicado un comunicado explicando que es totalmente injusto que un hombre gay o bisexual no pueda donar sangre pero una heterosexual que practica sexo sin condón sí pueda, así que abogan por una normativa que analice los comportamientos sexuales de los donantes independientemente de su orientación sexual para conseguir un banco de sangre más seguro y menos discriminatorio.

[divider]Fuente: Gay Star News[/divider]