Vais a tener que explicarme esto porque yo por más vueltas que le doy no lo entiendo. En serio. Llevamos una semana que si se filtra la nueva canción de Britney, que si ahora un snippet, que si ahora era mentira, que si ahora una demo que también era falsa… La risa era ver a los fans de Britney escuchando cualquier mierda (que no eran la canción final) diciendo que era la mejor canción de la historia de la música.

Britney lo flipa

Y ahora, con la canción ya publicada oficialmente en el VEVO de Britney… Pues en eso pienso yo, en el pedazo de VEVO que tiene Britney para sacar esto.

Cuatro compositores, producida por BURNS… y el resultado es esto. Un mid-tempo bastante aburridillo, con un pegote de rapero por ahí en medio y un estribillo que en la Universidad de Wichita ya han certificado como el mejor estribillo de 2016 para dormir a un bebé. Un descarte de disco de Selena Gomez (o peor ¡Demi Lovato!) que no se puede ni bailar. ¡NO SE PUEDE BAILAR! ¡Cómo se atreve Britney a sacar un single pre-lanzamiento de un nuevo disco -si es que no se ha dormido escuchando Make Me y sigue grabando- que no se puede bailar!

Y más en una época en la que cualquier chica mona te hace esto sin despeinarse. Qué manía tiene la tía de empeñarse en demostrar que puede ponerle sentimiento a sus canciones. A ver cuándo te entra en la cabeza, Britney querida, que ni cantas bien ni bailas bien. Lo que pasa es que sabías elegir muy bien a tus productores… TÚ ANTES MOLABAS.

emobrit

Ahora me podéis poner a parir en los comentarios y decir lo que os dé la gana, pero después del chasco que supuso Britney Jean (que se presentó con ese temarraco que era Work Bitch!) deberíamos estar aterrorizados pensando en el disco que puede venir después de esto.

Habrá que ver si con el vídeo, dirigido por David LaChapelle la cosa se vuelve un poco más comestible.

Deja tu comentario