Son muchas las convocatorias de acceso a empleos públicos que establecen la realización de un reconocimiento médico. Con estas pruebas lo que se busca es que los aspirantes cumplan con una serie de requisitos médicos que no les impidan el desempeño de las funciones del puesto. Así, es habitual que en dichas convocatorias se incluya un cuadro de exclusiones médicas pues se entiende que quien las tenga no podrá desempeñar las funciones esenciales del puesto de trabajo.

mono
Recreación: Preparando el cuadro de las exclusiones médicas

También es usual que el VIH, expresa o implícitamente, esté incluido entre esas causas de exclusión. De ahí que las personas con el VIH sean excluidas de muchas ofertas públicas de empleo, en especial de aquellas que están relacionadas con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El gran problema de esto es que los cuadros de exclusiones médicas vigentes datan de hace 30 años, como el de la Guardia Civil del año 1996.

wtf

En El VIH se refleja en estos cuadros dentro de “Enfermedades agudas o crónicas de cualquier aparato o sistema con posible repercusión sobre las realizaciones específicas del puesto a que opta, o que puedan agravarse con el desempeño del mismo y dificulten el desarrollo de la función policial”. Por este motivo, si una persona con el VIH se presenta a estas pruebas selectivas y se somete al reconocimiento médico establecido, será excluida porque según esos criterios no podrá desempeñar las funciones propias del puesto de trabajo.

Es necesario señalar al respecto que la prueba del VIH no se realiza necesariamente, sin embargo, en las propias bases de las convocatorias se establece que en la fase de reconocimiento médico se podrán realizar cuantas pruebas clínicas, analíticas y complementarias o de otra clase que se consideren necesarias para comprobar que el opositor no está incurso en el cuadro médico de exclusiones que figura en la convocatoria. Ahora bien, dentro de los exámenes comunes sí se incluyen analíticas de sangre cuyos resultados muy probablemente sugieran que se tiene la infección debido a las alteraciones de los niveles normales de ciertos parámetros en el organismo. A ello debemos añadir que se está obligado a mencionar la medicación que toma una vez que presenta la solicitud de participación en la convocatoria así como la autorización a someterse a las pruebas médicas.

pastillas-boca

En 2016, esta exclusión hacia los aspirantes con el VIH no tiene una justificación legal porque:

  • Existen medidas universales de prevención de la transmisión que protegen tanto la salud pública como la salud de terceras personas. Esto es así porque los miembros de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad tienen derecho a proteger su salud y para ello utilizan una serie de medidas de seguridad que no sólo evitan que se les trasmita el VIH a ellos sino que también evitan que ellos transmitan el VIH a terceras personas.
  • Los tratamientos antirretrovirales han mejorado enormemente y una persona con buena adherencia al tratamiento mantiene una carga viral baja llegando a estar INDETECTABLE y reduciendo el riesgo de transmisión a terceros.
  • Supone una discriminación a todas las personas VIH basada en unos estereotipos y generalidades comunes (no reales) a toda persona que vive con VIH.

Además, no todas las labores y funciones son iguales pues hay muchos puestos que podrían desempeñarse ya que el VIH no es relevante en esas labores y porque la propia normativa establece la adopción de medidas que permitan el desarrollo de la profesión en condiciones de igualdad, eliminando toda discriminación o desventaja, en los procedimientos de evaluación para determinar si existe insuficiencia en las condiciones psicofísicas o en las capacidades (art. 4 Real Decreto 364/1995). Es importante este extremo sobre todo teniendo en cuenta que hay miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que desarrollan la enfermedad una vez que ya se han incorporado al Cuerpo y no son dados de baja.

village-people

Por todo ello creemos que esta exclusión injustificada vulnera no solo el principio de prohibición de la discriminación que garantiza el artículo 14 de nuestra Constitución sino también el derecho a acceder a la función pública en condiciones de igualdad (art. 23.2 y 103.3 CE).

¿Y qué puedes hacer para próximas convocatorias?

  1. Oponerte a las bases de la convocatoria y, concretamente, contra el cuadro de exclusiones. Es decir, una vez que sea publicada la convocatoria, interponer un recurso potestativo de reposición ante el mismo órgano que ha dictado la resolución. En estos recursos impugnaríamos las bases de la convocatoria por incluir una serie de requisitos médicos generales que excluyen a todo un colectivo, sin tener en cuenta la situación individual de la enfermedad en cada persona, no teniendo en cuenta la diversidad de situaciones entre las personas que viven con el VIH. Con ello lo que se pretende conseguir es que el cuadro de exclusiones médicas se anule.
  2. Impugnar la decisión administrativa que le excluiría del proceso selectivo. Es decir, que una vez que se publique la lista de admitidos y excluidos, podrías oponerte a la decisión administrativa.

En estos recursos se deberá argumentar que se están vulnerando tus derechos constitucionales porque tu exclusión se ha basado exclusivamente en tu estado serológico, supuesto que contraviene la prohibición de discriminación por razón de salud según el artículo 14 de nuestra Constitución. Asimismo, se debe reiterar el hecho de que incluir el VIH entre los criterios de exclusión supone un acto de discriminación no justificado en tanto que no entra a valorar de manera individualizada el VIH de cada aspirante en concreto

No obstante, con esta segunda alternativa usted corres el riesgo de que el recurso se considere inadmisible por no haber impugnado previamente las bases de la convocatoria. Por tal motivo, la recomendación es seguir la primera de las opciones mencionadas.

yes

A partir de ahora puedes hacer llegar tus consultas sobre VIH, ITS y salud sexual en general a apoyopositivo@estoybailando.com y te daremos respuesta a través de nuestros artículos.

Fuentes consultadas: