Los organizadores del Mardi Gras de Sydney deciden invitar al Primer Ministro Turnbull al desfile de 2017, a pesar de las políticas homófobas del mismo.

[divider]Actualidad | Activismo LGTBQWERTY[/divider]

Hace unas semanas te contábamos que a los organizadores del Mardi Gras de Sydney (lo que viene a ser como el Orgullo de allí abajo) habían aprobado una moción para no invitar formalmente al primer ministro del país, Malcolm Turnbull, al desfile de 2017 después del fiasco que había supuesto lo del referéndum del matrimonio igualitario.

turnbull-ministro-australiano-mardi-gras

Resumiendo rápido: en lugar de presentar una ley para aprobar el matrimonio de forma directa en el parlamento, Turnbull quería gastarse 200 millones de dólares australianos en un referéndum y dejar que la gente votara si querían matrimonio igualitario o no, a pesar de que todas las encuestas dejan claro que la gran mayoría de la población está a favor. El referéndum cabreaba (mucho) por 4 motivos: las mayorías nunca deberían votar los derechos de las minorías, provocaba mucha división entre la población y afectaba negativamente al colectivo (los contrarios estaban diciendo muchas burradas en público contra el colectivo LGTB), era un gasto innecesario y además fue un invento de Turnbull para no enfadar a sus socios de gobierno (los conservadores).

Pues entre los organizadores del Mardi Gras toda esta tontería homófoba que Turnbull tenía encima no sentó bien y se presentó una moción para no invitarle de forma oficial en 2017. Y aunque parecía que se había aprobado de forma unánime, los organizadores finalmente han decidido rechazar esa moción e invitar a Turnbull. “El Mardi Gras no cree que un Primer Ministro que nos niega la igualdad deba ser bienvenido como invitado oficial en nuestro desfile“, explicaba la moción que se presentó en la Asamblea General.

Turnbull no está nada contento. (Foto: Andrew Meares)
Turnbull no está nada contento. (Foto: Andrew Meares)

Sí, lo sé, yo también quería que no le invitaran y si estuviera entre los organizadores me habría enfadado en plan ahora no respiro y me pongo azul. Pero en el fondo el motivo que han ofrecido para decir que sí, que le invitan, porque así podían aprovechar el Mardi Gras para dar visibilidad a todos los problemas a los que el colectivo LGTBI tiene que enfrentarse, y hacerlo delante de todos los partidos políticos. “A veces nuestras comunidades LGTBIQ se unen en un único mensaje. Otras veces está claro que no todos hablamos con una sola voz. El Mardi Gras continuará ofreciendo una plataforma para que las diversas voces de nuestra comunidad sean escuchadas.

Así que en lugar de cerrarse en banda y rechazar a Turnbull por sus cagadas políticas, del mismo modo que él se cierra en banda y rechaza los derechos del colectivo LGTB por su homofobia, los organizadores han decidido aplicar eso que tanto oímos últimamente de que el amor triunfa sobre el odio.

Al fin y al cabo, tal vez la mejor manera de hacer que Turnbull se dé cuenta de su error no sea no invitarle a un desfile, sino que al hacerlo entienda por qué sus políticas son discriminatorias.

[divider]Fuente: Pink News[/divider]

Deja tu comentario