Ramzan Kadirov, primer ministro de Chechenia
  • Un portavoz del Kremlin asegura que aunque no han podido confirmar la veracidad de las desapariciones y asesinatos de hombres gays en Chechenia, investigarán el caso.

Como te contábamos ayer, el periódico de investigación ruso Novaya Gazeta publicó hace unos días una información según la cual la policía de Chechenia había detenido a un centenar de hombres gays (que a día de hoy siguen desaparecidos) y confirmaban la muerte de tres de ellos, aunque no daban su identidad y aseguraban que podían los asesinados podían ser muchos más.

Según parece, la policía chechena habría llevado a cabo una “operación de limpieza preventiva” después de que el grupo de activistas LGTB GayRussia hubiera pedido permisos oficiales para organizar marchas del Orgullo en varias ciudades de la región. El líder de los activistas sabía que les iban a negar ese permiso, pero su intención era llevar esa negativa ante el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos para denunciar la discriminación del colectivo en Rusia.

Por lo que indicaba el Novaya Gazeta habría sido el propio Putin el que habría indicado al presidente checheno, Ramzan Kadyrov, que iniciara dicha “limpieza“. Aunque podría ser que Kadyrov hubiera ido demasiado lejos sin que el Kremlin estuviera al tanto. Aunque Chechenia está bajo control del Kremlin, Kadyrov goza de bastante libertada a la hora de gobernar la región siempre y cuando se asegure de que la república chechena sigue siendo leal a Moscú.

Kadirov y Putin

Aunque es virtualmente imposible confirmar lo ocurrido, varios medios y organismos internacionales dan veracidad a la información por la ingente cantidad de informes y testimonios tanto presentados por el Novaya Gazeta como por activistas LGTB en la zona. Ekaterina Sokirianskaia, directora rusa del proyecto International Crisis Group, explicaba a The Guardian que conocía lo que estaba ocurriendo en Grozny y que aunque no podía verificarlo al 100% “la cantidad de indicios que estoy recibiendo de diversas personas hacen que sea difícil no creer que las detenciones y la violencia estén ocurriendo realmente“.

Te in-Teresa
Tanzania prohíbe el lubricante porque así los gays ¡no follan!

Un portavoz del gobierno checheno negó los hechos, pero no porque no sean ciertos sino porque, según él, “es imposible perseguir a quien no existe en la república“. Alvi Karimov aseguró, además, que en el caso de que existieran personas gays en Chechenia las autoridades no tendrían que hacer nada porque serían las propias familias las que se encargarían de enviarlos “a un lugar del que no volverían jamás“; en clara referencia a los asesinatos por honor que son habituales en las sociedades musulmanas más radicales. Y es que una vez un hombre es detenido por sospechas sobre su orientación sexual (sean ciertas o no), es habitual que las familias y su entorno lo repudien.

Ahora, cuando la noticia ya ha provocado el estupor en la prensa de medio mundo (aunque no toda está hablando del tema, luego me decís que no soy justo con los medios generalistas) un portavoz del Kremlin ha indicado que la policía rusa investigará lo que está ocurriendo. Dmitry Peskov aseguraba ayer a una televisión rusa que aunque no tienen certeza de cuánta parte de la información es real, “hay muchas publicaciones y por supuesto los organismos de asuntos internos investigarán el caso“.

La oposición de Putin ha exigido al gobierno que realicen una investigación oficial, lo que podría provocar mucha tensión entre el Kremlin y el gobierno de Chechenia que, según apuntan algunos políticos rusos, está empezando a actuar con demasiada autonomía.

Fuente: Newsweek