El senado norteamericano confirma al republicano como máximo responsable en temas de salud.

[divider]Actualidad | La puta actualidad[/divider]

Si ayer te hablábamos de la elección de Jeff Sessions como fiscal general, hoy la noticia es que el nuevo secretario de salud de Estados Unidos es Tom Price, que también tiene un largo historial de homofobia a sus espaldas.

Price votó contra la protección a personas LGTB víctimas de violencia doméstica y piensa que el hecho de que las personas trans tengan los mismos derechos que las demás es un “abuso y exceso de poder”. Por supuesto también es un firme defensor del Don’t ask don’t tell y al igual que Sessions votó contra la Ley Matthew Separd

Pero si miramos un poco en el tema de la salud, que es de lo que se va a encargar este señor, resulta que el principal encargo realizado por Trump consiste en cargarse la Affordable Care Act, popularmente conocida como Obamacare. Y amigas, eso sí es peligroso, porque se estima que unos 22 millones de americanos hacen uso de sus coberturas, que entre otras cosas, proporcionan acceso a la medicación contra el VIH. Para que te hagas una idea, en Illinois un tercio de la población con VIH accede a su medicación gracias al Obamacare. Su desaparición sin una alternativa podría ser un auténtico desastre ya que las primas de las seguros en Estados Unidos para esta situación son desorbitadas.

Y no sólo eso, el programa garantiza también que no exista discriminación por identidad de género en el tratamiento  médico, y teniendo en cuenta lo que piensa este señor de las personas trans… Esperemos que todo quede en palabrería y que finalmente no se atrevan a tocar estas coberturas, pero con el historial que tienen los republicanos en estos temas, nos echamos a temblar.

Te in-Teresa
Defensores de la familia estadounidenses se organizan para llevar la homofobia a Sudáfrica

Disfruten de lo votado.

[divider]Fuente: HRC[/divider]