• El productor de la versión polaca del First Dates asegura que en el programa sólo habrá parejas heterosexuales porque así lo manda la Constitución del país. Y olé.

Si estás pensando mudarte a otro país porque estás harto de España y sus autobuses, te damos un consejo: no te vayas a Polonia. Que será muy bonito y todo lo que tú quieras, pero acogedor (para ti, que eres maricón) ya te digo yo que no lo es.

Andrezj Duda no tiene dudas

Hace unas semanas el presidente del país, Andrzej Duda, explicaba que en su país nunca habrá matrimonio igualitario porque según la Constitución Polaca el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer. Que algún día vais a tener que explicarme exactamente por qué a algunos les parece tanto drama cambiar una Constitución. Que me lo cuente Rajoy, por ejemplo, que también decía que el matrimonio igualitario en España era inconstitucional.

Pues precisamente esa excusa, la de la Constitución Polaca (qué gran nombre para un grupo de modernas), es la que ha utilizado el productor del First Dates de Polonia para justificar que en su versión del programa no haya parejas homosexuales.

“Me dicen por el pinganillo que no, maricones aquí no ¿eh, Juan?”

Jacek ¡Ay mi! Kurski es el director de la televisión pública polaca, la Telewizja Polska (de nuevo, otro gran nombre de grupo de modernas), además de productor ejecutivo del First Dates que empezará a emitirse este año en el país; y también fue miembro del partido Ley y Justicia y co-fundador del partido de extrema derecha Polonia Unida jamás será vencida. En una entrevista Kurski ha dejado claro que el First Dates polaco sólo tendrá parejas heterosexuales porque, como ya te he dicho antes que me duele ya la boca de repetirlo, la Constitución Polaca dice que el matrimonio es entre un hombre y una mujer:

“Somos una televisión financiada con fondos públicos y tenemos que seguir ciertas normas firmemente expresadas tanto en la ley como en la Constitución. La Constitución dice que una familia, según la ley, es la unión entre un hombre y una mujer. Y como los servicios de citas tienen el propósito de establecer una familia, o un matrimonio; y como la ley, la tradición polaca y la moral ven esas uniones como entre un hombre y una mujer, es obvio que deben ser parejas de géneros opuestos.

No es la primera vez que el formato, que en España está on fire y yo no entiendo muy bien por qué, se ve envuelto en alguna polémica, como la del chico gay inglés que aseguraba que los productores del formato en el Channel 4 le quisieron obligar a desvelar que era seropositivo antes de ir a la cita. Aunque, por lo que me consta (que tampoco es mucho, no te voy a engañar), sí es la primera vez que un país se niega a que haya parejas del mismo sexo en el programa.

Platania nunca irá al First Dates polaco
Fuente: Pink News

Deja tu comentario