• El equipo de la serie Transgender explica en un vídeo la importancia que el caso del adolescente trans Gavin Grimm tiene para el colectivo y para los derechos civiles en el país.

Si hace unas semanas viste los premios Grammy, probablemente recuerdes que Laverne Cox presentó la actuación de Metallica junto a Lady Gaga pidiendo a todo el mundo que buscara en Google a Gavin Grimm.

Si no lo buscaste en Google, te vamos a explicar por qué es importante conocerle.

Gavin es un chico trans que vive en Gloucester, Viriginia. Cuando Gavin le dijo a su familia que era transgénero sus padres le apoyaron sin problema y comenzó a ir al instituto vestido acorde a su identidad de género. Allí estuvo varios meses utilizando el baño de chicos sin ningún problema.

Pero cuando los padres de otros alumnos descubrieron que un chico trans utilizaba el mismo baño que sus hijos protestaron ante la dirección del colegio y el tema se volvió totalmente absurdo: un montón de adultos discutían amargamente sobre un tema que afectaba a unos menores que no se habían quejado en ningún momento.

El resultado fue que Gavin, con ayuda de la ACLU, demandó a la junta escolar en 2015 argumentando que no permitirle usar el baño de chicos violaba la directriz que Obama aprobó obligando a todos los organismos públicos, también a las escuelas, que permitieran a las personas trans utilizar el baño del género con el que se identifican. El caso dio varias vueltas por los tribunales hasta que acabó a las puertas del Tribunal Supremo, que este mes iba a dictaminar sobre él y, en caso de fallar a favor del chico, sentaría un precedente incontestable sobre los derechos de las personas trans.

Te in-Teresa
Arcópoli lanza dos campañas contra la LGTBfobia en los institutos de Madrid

Pero entonces llegó Trump. Aunque la administración del nuevo presidente pretende mostrarse como una aliada del colectivo LGTB (nota: mienten) una de las primeras cosas que hizo el señor del gato acostao en la cabeza al llegar a la Casa Blanca fue cargarse esa directriz de Obama, lo que ha hecho que el Supremo rechace el caso de Gavin y lo devuelva al juzgado federal a la espera de saber cuál es la posición del gobierno republicano ahora. Que, como puedes imaginar, no es muy favorable a Gavin.

Los activistas LGTB del país han criticado duramente al Supremo por haberse acobardado ante el nuevo presidente en lugar de haber seguido adelante con el caso y haber dictado una sentencia que habría hecho historia, aunque para Laverne Cox esta decepción puede servir como ejemplo de la persecución que sufre el colectivo trans y lo necesario que es que todas las personas trans se unan para luchar por sus derechos (con el apoyo del resto del colectivo, por cierto, que si tenemos lo que tenemos es gracias a las personas trans que se partieron la cara por nosotros): “Que esto sirva como llamada de atención a todos los americanos para que sepan que las personas trans y la juventud trans están siendo atacadas en este país y que debemos apoyarles.

Ahora la ACLU ha publicado un vídeo en el que los creadores y el cast de la serie Transparent explican brevemente el caso de Gavin y lanzan un poderoso mensaje que va siendo hora de que hagamos nuestro: Esto no es sólo sobre los lavabos. No es sólo sobre Gavin. Esto nos afecta a todos.

Te in-Teresa
El Ayuntamiento de Salamanca pide por unanimidad a la Junta de Castilla y León una Ley de Igualdad Social LGTB+