A Margaret Court, la tenista australiana que la lió hace unas semanas al soltar varias barbaridades sobre la homosexualidad en un periódico (y luego en una radio, en varias entrevistas, en sermones…), no le va a hacer ni puñetera gracia lo que los islandeses Sigur Rós han pensado hacer para trollearla. Probablemente menos gracia que cuando John McEnroe insinuó que su homofobia es debida a que perdió un partido importante contra una tenista lesbiana.

Margaret y su Biblia. Match Point.

Pues después de que algunos de los tenistas más importantes del mundo se mostraran radicalmente en contra de las declaraciones (que no opiniones, la LGTBfobia no es una opinión) de Court -que comparó a los activistas LGBT con los nazis y dijo que las tenistas lesbianas veteranas estaban “convirtiendo” a las más jóvenes, entre otras lindezas- y a favor de que se le cambie el nombre al estadio de Melbourne que lleva el nombre de la veterana homófoba para evitar el boicot de varias jugadoras, ahora la banda Sigur Rós ha dicho que aprovecharán el concierto que tienen programado para el 27 de julio en ese estadio para recaudar fondos a favor de la organización Australian Marriage Equality.

En un comunicado publicado en su Facebook los islandeses han anunciado que en el concierto venderán unas camisetas “que celebran la inclusión” y cuyos beneficios irán destinados a la lucha por el matrimonio igualitario en el país. La ilustración de la camiseta ha sido encargada al artista Andrew Rae, que muestra a dos parejas del mismo sexo agarrando un anillo:

Te in-Teresa
Un político australiano quiere prohibir las banderas LGTB... y le ponen unas cuantas frente a su despacho

Sabemos que las opiniones de Margaret Court no son compartidas por la mayoría de los australianos. Queremos añadir nuestra voz a las peticiones en favor del matrimonio igualitario en Australia justo aquí, en el estadio Margaret Court.” ha publicado la banda; “Australia debería ser un país que celebre la diversidad y la inclusión, así como los logros en el terreno de juego.

Fuente | Pink News