El Coro Gay de San Diego iba a participar en evento del equipo de béisbol de los Padres de San Diego cantando el himno nacional. Cuando estaban ya colocados en sus puestos y abrieron la boca para empezar a entonar eso de Oh, say can you see by the dawn’s early light sucedió esto:

Efectivamente, alguien apagó sus microfónos y por los altavoces sonó la voz de una mujer. Y claro, desde la distancia parecía que estaban haciendo un playback somo si fueran unas travestis del LL. En una actualización en su facebook, el coro asegura:

No se hizo nada por detener la grabación y empezar de nuevo. Nadie se disculpó ante los cantantes ni a sus familiares ni amigos que estaban en las gradas. No se intentó arreglar la situación dejando que 100 hombres fueran el centro de atención mientras sonaba la canción para entonces ser escoltados fuera del campo mientras el público gritaba insultos homófobos como “Cantáis como una mujer”.

Tras el incidente, el equipo de los Padres ha anunciado que ha resuelto el contrato con la empresa encargada del sonido y que ha tomado medidas contra el empleado encargado de la producción del evento. Eso sí, aseguran que “no han encontrado pruebas de que se hiciera a propósito”. Vamos, que ha sido una broma inocente… Con dos cojones y un palito.

ole-tus-cojones

Fuente | Towleroad

TE IN-TERELU  Un niño de 13 años se suicida tras sufrir acoso homófobo