La falta de medidas preventivas por parte del Kremlin está llevando a un auge sin freno de las nuevas infecciones por VIH en Ekaterimburgo.

[divider]Comando G | Estoy Follando[/divider]

Si en un país como España la lucha contra el VIH es muy complicada, imagínate lo que puede ser en un país como Rusia en el que la mitad de tus derechos no valen nada.

Uno de los argumentos que defienden los más homófobos es que el VIH es una enfermedad que sólo afecta a los gays. No hace mucho oíamos a un periodista republicano en Texas decir que el VIH heterosexual era una falacia, que no existía. Que si las tasas de infección son tan altas entre la población gay es por algo. A ese señor vamos a tener que mandarlo de visita a Ekaterimburgo, la cuarta ciudad más grande de Rusia, en la que se estima que una de cada cincuenta personas es portadora del VIH.

En Ekaterimburgo viven cerca de un millón y medio de personas, de las cuales 27.000 (un 1,8%) conviven con el VIH. La Delegada Regional del Ministerio de Sanidad en la zona, Tatiana Savinova, ha ofrecido esas cifras y se ha mostrado preocupada porque aunque oficialmente hay registradas 800.000 personas con VIH en todo el país, se estima que en realidad esa cifra es el doble. Es decir: hay 800.000 personas en el país que no saben que tienen VIH.

fsu-hiv-rates-011116

El problema, por desgracia, no es exclusivo de Ekaterimburgo (aunque sí es la ciudad que, por ahora, se está viendo más afectada). La política de lucha contra el VIH es bastante irrisoria, lo que está llevando a un auge muy rápido en las nuevas infecciones. De hecho varias organizaciones internacionales culpan directamente al Kremlin y a sus políticas (o más bien su falta de ellas) a la hora de enfrentarse al virus ignorando totalmente las directrices internacionales más o menos aceptadas por todo el mundo. En Rusia no hay educación sexual en las escuelas, no se reparten preservativos a los y las trabajadores sexuales y por supuesto nada de gastarse dinero en ofrecer terapias de metadona o de agujas limpias a los adictos a las drogas intravenosas.

Te In-TERELU:  Un estudio quiere comparar el funcionamiento cerebral de personas con y sin VIH

De hecho en Rusia, por ejemplo, si eres VIH positivo no puedes adoptar a un niño.

Es un país maravilloso ¿eh?

[divider]Fuente: Business Insider[/divider]