• La censura Malasia retrasa el estreno para cortar la “escena gay” y Disney lo cancela del todo porque se niegan a cortar nada.

Malasia se ha quedado sin ver la nueva versión de La Bella y la Bestia. Y mira, que se jodan.

A estas alturas de la vida todo el mundo sabe que el Le Fou (la loca que iba siempre cantándole a Gaston al oído muy despacio y muy bajito) de la película dirigida por Bill Condon es gay. Muy gay. Súper gay. Es tan gay que un cine de Alabama dijo que no proyectaría la película porque ese tipo de escenas no era apta para los niños y Rusia le ha cascado un “Mayores de 16 años” porque considera ese momento como “propaganda homosexual“.

Que para propaganda homosexual este momento de la película original que, junto a la madurez de Simba y el pecho lobo de Gastón, provocó masivas salidas del armario en toda una generación:

¡PUM! ¡YA ERES MARICÓN!

Pues en Disney empiezan a estar calentitos con el tema y han tomado una decisión radical después de enterarse de que en Malasia los censores habían retrasado el estreno (previsto para hoy miércoles) para llevar a cabo una “revisión interna” que consistía, básicamente, en cortar esa escena del metraje final: han cancelado el estreno en el país y han prohibido a los cines proyectar la película.

Según explica el jefe de los censores del país, Abdul Halim, habían aprobado la película sin problema pero “hay un pequeño corte correspondiente a un momento gay. Es una escena muy corta, pero es inapropiada porque habrá muchos niños viendo la película.” Cosa que desde Disney desaprueban totalmente y un representante de la compañía ha dicho a Bloomberg que la película o se estrena tal cual o no se estrena: “La película no se ha cortado ni se cortará para su estreno en Malasia.

Te in-Teresa
"Io E Lei" de Maria Sole Tognazzi ganadora del Lesgaicinemad 2016

La homosexualidad es ilegal en Malasia y puede llevar a las personas del colectivo LGTB a enfrentarse a penas de hasta 20 años de prisión. Según la censura malasia si en una película aparece un personaje homosexual, ese personaje ha de morir o arrepentirse volviéndose heterosexual al final de la historia.

El movimiento de Disney prohibiendo el estreno de la película censurada es de alabar, pero tampoco nos volvamos locas que el año pasado, con 5 películas en el TOP20 de la taquilla malasia, Disney recaudó 20 millones de dólares en todo el país. Y se espera que en el primer fin de semana la película recaude 120 millones millones sólo en Estados Unidos y Canadá.

Fuente: Bloomberg