Si hay una cosa que nos gusta más que los tíos buenos, los penes y los singles de Mónica Naranjo es inventarnos secciones nuevas en la web. Y hoy inauguramos ésta, Directamente Encarna, una serie de artículos de opinión en los que explicaremos la línea editorial de la web cuando sea necesario.

Vamos, una “carta del director” de las de toda la vida, pero a nuestra manera. Y, evidentemente, con ese título no esperes que seamos simpáticas.

GIF-Are-you-ready-You-Ready-U-Ready-Ready-GIF

Ayer publicamos en la web el artículo FAT SHAMING: No hay excusas (para ser un gilipollas) y, como ya suponíamos, se ha liado parda. Cuando escribí ese artículo sabía que por muchas vueltas que le diera al texto se iba a entender como un ataque a una persona concreta que acaba de publicar un libro que encaja con lo que critico en ese texto.

Es lógico que muchos piensen que ese artículo lo he escrito con intención de atacar a Francesc Gascó, el autor del libro No Hay Excusas. Pero hay varios motivos que demuestran que aunque evidentemente esté presente en la narrativa del texto (porque los que os queréis follar a Francesc -eso es así, y lo sabes- habéis bombardeado las redes con la publicación del libro) en realidad la crítica de fondo va por otros derroteros. No critico directamente al Empotrasaurus por escribir ese libro, critico la filosofía que de un tiempo a esta parte ha adoptado (él y otras muchas personas), y que ha culminado en ese libro. La prueba está en que de todo el extenso artículo, lo que se puede entender como ese ataque no es más de un 10% del texto.

Pero eso es internet. Si a ti te envían un artículo diciendo: “se está metiendo con éste” no lo vas a leer como deberías, si no con esa idea metida en la cabeza.

I+Don't+Understand

Para empezar, es de admirar que le tengáis tanto aprecio y estima a Francesc Gascó y a su trabajo. Pero tal vez os estáis emocionando demasiado al pensar que todo el mundo que lee esta web (que es mucha gente y muy variada) va a interpretar el artículo del fat shaming como una crítica a un libro que probablemente no saben que existe.

Si lees esta web con asiduidad sabrás que nunca hemos tenido problema en criticar el trabajo de alguien sin necesidad de usar metáforas o dobles sentidos. Y lo hemos hecho habitualmente con gente a la que conocemos personalmente y con gente a la que no conocemos. No estoy hablando sólo de libros, videoclips, canciones u obras de teatro. Hemos criticado a blogueras, a gurús digitales, a activistas, a políticos, a celebritis… ¿Por qué te crees que nos adoran tanto los organizadores del Orgullo de Madrid? ¿Por las cestas de fruta que les enviamos? Pero cuando hacemos eso lo hacemos con una norma básica: nunca hemos hablado de la vida personal, si no del trabajo y el personaje de cada uno.

Si en el artículo del fat shaming no mencionaba directamente el libro de marras era por una sencilla razón: el mensaje estaba por encima de una sola persona. No es una crítica al trabajo concreto de Francesc Gascó, es una crítica a toda la filosofía que ese tipo de libro y ese tipo de título lleva detrás. Cuando lo estaba escribiendo dudé varias veces en si mencionarle o no. Cuando hacia el final puse el “NO HAY EXCUSAS” en grande estuve tentado de poner la portada del libro. Pero no lo hice, porque en el momento en que señalara a alguien el mensaje general del artículo quedaba desvirtuado; no importaría si mi opinión era válida o estaba fundamentada, era una crítica directa a alguien. Por lo tanto era mejor no mencionarle y jugar con la narrativa para que pareciera que me dirijo a alguien en concreto cuando no es así (un recurso que utilizo mucho cuando escribo artículos de opinión).

Eso sin contar que si hay algo que en esta web no hemos hecho ni haremos nunca es insultar a alguien. Pero sé que cuando digo “eres gilipollas” o “te cruzo la cara” y no retuerzo las palabras para que quede claro que es un comentario sin intención y que no va dirigido a nadie en particular algunos no lo van a entender así. Sinceramente, no es algo que me haya preocupado nunca y no va a empezar a preocuparme ahora.

Un Naranjer leyendo esta crítica

El caso es que Francesc Gascó no ha inventado los libros sobre fitness y vida sana con el título “No Hay Excusas. Ni siquiera es el primero en utilizar el “No Hay Excusas” como mantra. ¿No me crees?

98a70d8f51cc867761bd5ad848b44073 51wGf74n4WL._SX258_BO1,204,203,200_ 9780670076376 51JYH0lE+PL._SX258_BO1,204,203,200_

Si tú vas a una librería y te encuentras todos esos libros en el mismo sitio, vas a pensar una cosa muy clara: “esto es un saca cuartos que no vale para nada“. ¿Por qué? Porque cualquiera con dos dedos de frente sabe que no hay planes milagrosos para perder peso o ganar músculo, que la clave está en una buena alimentación y en una actividad física constante. No necesitas un libro que te diga que si estás gordo es porque quieres para saber que beber Coca-Cola todo el día es malo, que no comer vegetales es malo y que pasarte el día en el sillón es malo.

Te in-Teresa
Todos contra Samantha Hudson (Y los colectivos LGTB pasan de todo)

De hecho, como explicaba en el artículo, el “no hay excusas” es un mantra tremendamente negativo pero no sólo se utiliza en el mundo del fitness. La filosofía tras esa frase no está muy alejada de cosas tan nocivas como El Secreto de Rhonda Byrne.

no_hay_excusas_la_f_cover_for_kindle

El método de trabajo es diferente, una exige un esfuerzo y la otra se basa en sentarte a verlas venir; pero al final lo que ambas cosas te están diciendo es que tienes lo que te mereces; y que lo que no depende de ti también depende de ti. Es decir: ES TU CULPA.

Gif72

La única diferencia entre todos esos libros y éste:

915fPTEkqhL

Es que éste está patrocinado por la Men’s Health (…) y que lo ha escrito (doy por hecho que lo ha escrito él y no ha hecho un Ana Rosa) un tío al que muchos conocéis y del que más de una vez hemos hablado muy bien en esta web. Y que os lo queréis follar. (Curiosamente es el mismo motivo por el que funcionaban los #FollaOnFriday, cuando ves a un tío bueno accesible en redes te vienes arriba.)

Si no conociérais al Empotrasaurus, si no os pillara tan cerca, probablemente al ver esa portada reaccionaríais igual que con cualquier otro libro sacacuartos sobre cómo ponerte cachas de forma fácil.

BITCHES !

Algunos decís que es que dentro del libro hay consejos muy válidos y que realmente el título no le hace justicia al contenido. Eso, siento quitaros la ilusión, no es culpa mía. Yo en esa portada no veo un “Si quieres puedes“. No veo un “Te voy a ayudar” no veo un “Deja que te eche una mano si puedo” o un “Ojalá mi ejemplo y mis consejos te sirvan“. Veo un NO HAY EXCUSAS bien grande y el problema que genera (a mí y a todo el mundo) el “NO HAY EXCUSAS” es precisamente de lo que hablaba en el artículo del fat shaming. Que, por cierto, no era una crítica literaria.

Además hay una cosa que estáis ignorando totalmente, probablemente porque os interesa o probablemente porque no habéis leído el artículo con atención: yo no he dicho que no se pueda hacer lo que ha hecho Francesc Gascó, no he dicho que no se deba hacer, no he dicho que haya que criticar a todo el que quiere hacer dieta o hacer ejercicio. Lo que he dicho es que hay gente que quiere cambiar su cuerpo y hay gente que no. Y ambas decisiones son totalmente respetables. Lo que he dicho es que si alguien quiere cambiar su cuerpo, el “no hay excusas” no es la mejor estrategia para motivarle porque tras ese título se ocultan dos cosas peligrosas: el fat shaming y el “es tu culpa”.

Si el contenido del libro es diferente al del título, entonces alguien debió pensarse mejor cómo titularlo. Pero precisamente ahí está lo que más critico en el artículo de marras: la agresividad a la hora de promocionar algo que no debería ser agresivo. El famoso #BeMoreHuman que insinúa que si no haces deporte como si te fuera la vida en ello eres un despojo.

Te diré más, si Francesc Gascó empieza una entrevista diciendo que hay que luchar para ser “la mejor versión de uno mismo” yo no puedo evitar hacer un eye roll tan exagerado que acabe con las córneas en los tobillos por mucho cariño y aprecio que le tenga. Por lo poco que le conozco sé que no hay maldad en esas palabras, pero a mí me parece bastante lamentable que “la mejor versión de uno mismo” sea tener un cuerpo esculpido a base de pasarte horas en el gimnasio. Sí, evidentemente esa persona estará más sana (o no) que yo; pero la mejor versión de uno mismo se pasa 4 horas al día ayudando a los desfavorecidos o se va a África con una ONG; no se pone cachas y se hace selfies en el gimnasio diciendo que “si yo puedo tú también”. (Sí, es un argumento demagógico, casi tanto como el “No hay excusas”).

wink-gif

¿Y por qué hace unos meses poníamos a Francesc como ejemplo de muchas cosas y ahora escribimos un artículo que se entiende (mal) como una crítica hacia su persona y en el que ponemos a caer del burro una parte de su trabajo? Porque de un tiempo a esta parte lo que empezó como una motivación muy guay, la famosa Operación Thor, ha acabado convirtiéndose en un coñazo a base de revistas, publicaciones, hashtags patrocinados y mantras baratos. El empotrasaurus ha pasado de ser un chaval normal que se propuso un objetivo y lo ha cumplido de forma ejemplar a proyectar la imagen de gurú unidimensional que sólo sabe hablar de fitness y gimnasios mientras le pagan por ello.

¿Es lícito ese cambio? Claro que sí. Pero también es lícito que yo le critique por ello. Y si hubiera querido hacerlo, lo habría hecho. No te preocupes por eso. Fíjate, lo acabo de hacer y no se me han caído los anillos.

Te in-Teresa
EL DIVORCIO: La fábula de la garrapata y la zorra

Pero hay una cosa que os deja aún más en evidencia. Hace unos meses, en febrero, Otto Más escribió un artículo satírico en el que también criticaba ese tipo de filosofía deportiva de mierda. Curiosamente en la portada de ese artículo, que hice yo en 2 minutos, aparecía la famosa frase del “No hay excusas” y en el texto se criticaba de la misma forma mordaz y sarcástica toda la mierda y falsedad que puede haber detrás de esa frase.

mitos-de-un-cuerpo-perfecto

Es decir: no es un tema nuevo en la web y no es algo que haya surgido por la publicación del libro de Francesc Gascó. Pero por algún motivo en este caso algunos habéis decidido que mi artículo sí es hipócrita por criticar esto pero luego poner fotos de tíos buenos o por haber publicado hace tiempo los #FollaOnFriday. Pero el de Otto Mas no. Y no es porque no lo leyerais, porque ese texto triunfó como la Coca-Cola. Quiero creer que no tiene nada que ver con la evidente diferencia física entre Otto y yo. Pero leyendo algunas de las cosas que estáis diciendo en redes (como por ejemplo que si he escrito ese artículo así es porque tengo envidia y un problema con mi cuerpo) me cuesta. MUCHO.

Funny-Facepalm-GIF

Así que ¿es lógico que algunos hayan interpretado que el artículo del fat shaming era un ataque velado a Francesc y su libro? Sí, lo es. Pero no porque lo sea si no porque su libro, que se acaba de publicar, encaja en lo que estoy explicando. ¿Que en cierta manera ese libro ha servido como catalizador para publicar el artículo? Sí, no te lo voy a negar. Pero el tema de fondo (el fat shaming) es algo que en esta web ya hemos hablado, los artículos mencionados llevan semanas en mi lista de lectura y precisamente por que es un tema muy general y extendido no se menciona a ningún autor en concreto.

Evidentemente eso no va a convencer a los que ya me están atacando con las excusas de siempre. Pero hay una que me parece bastante divertida. Y te voy a explicar por qué.

Es MUY gracioso que algunos me acusen de hipócrita por “criticar” a Francesc Gascó (aunque no es así y lo he explicado arriba, por si no te has enterado y quieres volver a leer). ¿Recuerdas que en el artículo del fat shaming hablaba de las veces que a mí mismo me han hecho comentarios sobre apuntarme al gym, comer menos o adelgazar para estar más guapo y ser mejor? Una de las personas que más veces me hacía ese comentario es la que más indignada está por haber “atacado” a Francesc. Lo lógico sería pensar que se molestara por hablar de él, aunque no le mencionara, pero no. Le molesta que hable de Francesc.

Como explicaba en el mismo artículo, hay cosas que a unos les parecen atractivas y a otros no. Todo el mundo tiene su público. Pero es evidente que algunos tienen más público que otros. En EstoyBailando.com hemos publicado muchos artículos sobre tíos buenos y todos encajan en un tipo de físico concreto. Pero decir que un tipo de tío te atrae o te gusta no implica que le faltes al respeto a los que no te atraen. Esto es como cuando tú ves una película y te encanta y a otro no, hay una diferencia entre que te diga “a mí no me ha gustado por esto, por esto y por esto” y que te diga “es una puta mierda“. El “No hay excusas” es una afirmación al nivel del “es una puta mierda“.

Así que seguiremos publicando fotos de tíos buenos y ojalá encontremos más material y noticias sobre otros tipos de tíos a los que también podamos decir que queremos empotrar o que nos empotren. De hecho, aunque poco, ya lo hicimos con un #FollaOnFriday especial osazos.

¿Sabes cuál es la verdadera hipocresía? Decir que te parecen mal los artículos de tíos buenos pero que luego sean los que tienen más visitas y compartes más en tus redes. Como cuando nos criticáis por poner una noticia chorra de humor y os olvidáis de la cantidad de temas serios y de verdadero interés a los que damos prioridad, ignorando totalmente el hecho de que cualquier otra mierda nos dará muchas más visitas.

Directamente, Encarna.

rupaul-love-yourself

P.D.: Por cierto, que se me olvida. Una cosa que siempre decimos los redactores de esta web es que muchas veces valemos más por lo que callamos que por lo que contamos. Tienes suerte (tú, sí tú, y aquí que cada uno identifique al que le dé la gana) de que no vaya a meter temas personales -entre tú y otros- de por medio. Pero hay que tenerlos cuadrados para cargar contra mí de esa forma en redes cuando has dicho lo que has dicho que se supone que has hecho. Tú ya me entiendes 😉

wink1

  • Yo no te tengo miedo. Pero te deseo lo mejor. Lo necesitas 😉

    • Risingson

      Ya te vale de ataques personales a la jefa. Por favor, utiliza esa energía para alguno de los miles de trabajos que tienes.

      • A mí Atzur e Hidroboy me caen ambos genial y lo único que quiero aportar a toda esta mierda es que los gym son muy caros y Grindr es para chulazos. Bye

        • Y que SÍ hay muchas excusas: la carrera, el trabajo, los horarios españoles, el ser estudiante sin dinero para pagar gym/entrenador personal, el ser artista y no poder concentrarte en algo más de un segundo… etc

          • Y que no importa los libros que se editen, las personas que lo escriban o la gente que los critique: el mundo gay sigue estando monopolizado por los músculos y el único contrario visible: la grasa y el pelo. Porque no tener grasa sigue implicando estar mazado, y eso no siempre es así.

            Me da rabia que los únicos gays skinny que tengan éxito sean cantantes de synthpop idealizados y ñoños. Bye

          • Hidroboy

            No hombre, que no lo has entendido. Que ahora hemos pasado del “has escrito esto para criticar a Gascó” al “has escrito esto porque te da rabia que Atzur promocionara el libro de Gascó”. xDDDD

          • Ya, a mí lo que me da rabia es que Atzur no promocione mi Bandcamp o mi Flickr

          • Lo que ha quedado patente es lo amargada que estás con la vida. Apúntate al puto gym de una vez y quema esas grasas y energías. Besitos.

      • JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ Pero si el ataque personal me lo ha hecho él a mí. Manda cojones.

        • Hidroboy

          Atzur, de verdad. Para ya. No por mí, que me da igual. Es que estás haciendo un ridículo espantoso. El mundo no gira a tu alrededor. Tu nombre no aparece en ninguno de los artículos que he escrito porque no me puede importar menos lo que hagas o dejes de hacer (cosa que creo que quedó patente cuando te dije que no hacía falta que siguiéramos siendo colegas). Lo que pasa es que si no fueras tan tonto (o tuvieras tanto afán de protagonismo, como siempre) de venir a gritar como una histérica “¡ESTÁ HABLANDO DE MÍ!” nadie sabría que estaba hablando de ti. Lo que me lleva a pensar que, efectivamente, tu ego sigue igual que siempre. Te invito a buscar un trozo de un artículo o comentario en el que aparezca tu nombre seguido de un insulto y un descalificativo. Entonces, si quieres, hablamos de ataques personales.

          Sí que aparecen algunas de tus actitudes y comentarios que sueles hacer, y que no soy el único al que suelen ponerle bastante de los nervios. De hecho has sido tan BOBO que en esta cruzada que te estás montando en lugar de utilizar argumentos para debatir te estás centrando en atacar mi físico, y me estás dando la razón en todo lo que criticaba en el artículo sobre el fat shaming. Atzur, el ridículo y tú. Estáis siendo UNO.
          Esos comentarios se los has hecho incluso a modelos profesionales que acabaron hartos de tus tonterías. Y lo sabes, Atzur.

          Eres un buen tío (menos cuando se te cruzan los cables), bastante cabezón y muy bocazas. Tanto que a veces haces comentarios que molestan porque son impertinentes (te puedo poner 300 ejemplos que no están relacionados conmigo ni con mi peso) o que comentas cosas que probablemente son mentira, para pegarte un vacile y quedar guay. Como aquella vez que nos insinuaste a unos cuantos que te habías acostado con un queridísimo amigo tuyo, pero que no dijéramos nada para que no se enterara el novio. Novio que probablemente sepa lo que hay, pero es algo bastante feo, Atzur.

          Que, ahora que lo pienso, eso ha pasado como mínimo con dos personas y una de ellas ¡acaba de publicar un libro!. ¡Qué giro de guión más inesperado!

          Lo dicho, un bocazas. Y con muy poco temple y un amor propio muy mal entendido, que eso es malo.

          Pero todo eso te lo he dicho mil veces ya. Deberías dedicar más tiempo a trabajar en eso en lugar de inventarte polémicas y ver fantasmas donde no los hay. Deja ya de reclamar la atención del mundo con respecto a este tema, que no la tienes ni la vas a tener. Si tanto te ha molestado el artículo probablemente es porque te has visto muy reflejado y te has dado cuenta de que, efectivamente, eres gilipollas.

          Si quieres seguir insultándome en tus redes sociales, hazlo. Si quieres seguir vendiendo la moto, hazlo. Yo no tengo tiempo para tanta tontería y por eso esto es lo último ya que escribo sobre este tema. Pero eso no va a cambiar el hecho de que, por más que lo preguntaras, cuando te “fuiste” de la web nadie se dio cuenta y las visitas no bajaron. Tú sigue con tu camino y yo seguiré con el mío, que me va muy bien ahora haciendo justo lo que estoy haciendo sin tener que aguantar a gente como tú. Gente que dice que pasa de un tema porque está muy tranquilo pero se pasa un fin de semana entero dando por saco, o gente cuya única forma de defenderse es atacar por lo personal. Si hasta se ha dado cuenta gente que no te conoce de nada.

          Sé que vas a decir que te suda la polla porque tú estás por encima del bien y del mal, pero te sorprendería la cantidad de amigos en común que están flipando con tu reacción y que te están perdiendo bastante aprecio por lo cerdo que estás siendo atacándome. Justo ayer un amigo común (de esos que eran TAAAAN amigos tuyos pero a los que yo veo bastante más que tú) me decía si no era mejor hablarlo en privado y dejar todo esto bien guardadito, pero que cuando vio cómo estabas hablando de mí en tu Facebook pensó que ya era un poquito tarde.

          No voy a ser yo el que hable de tus inseguridades y tus complejos, ya lo hace todo el que te conoce; pero en serio, y por tu bien, para ya. Vete al gimnasio, búscate a un hetero del Badoo que te pasee en moto, sal a que te dé el aire o dibuja un muñeco con mi cara y pégale unas cuantas patadas. Pero para ya. Porque a mí lo de que me insulten por gordo es algo que me afecta cero y tú te estás viniendo arriba y acabarás diciendo algo de lo que probablemente te arrepientas (y no, no es una amenaza).

          • Dime, sobre todo, dónde me he acostado yo con Pako xD madre mía. No puedes estar más enferma.

          • MartiK.

            Va a llevar razón Hidroboy en que te encanta presumir de ser el centro de estas movidas. Nadie tenía por qué saber que estaban hablando de ti y nadie tenía por qué saber que estaba hablando de Pako, pero tú, por si acaso, lo dejas claro por si alguien no se había enterado. FANTASMA.

          • MartiK.

            Se me ha olvidado decir que todo esto es de una cutrez bestial. Pako lo mejor que puede hacer es pasar de todo y seguir petándolo en todo lo que hace.

          • Hidroboy

            Tienes toda la razón del mundo. Esto es muy cutre. No debí entrar al trapo aunque también te digo que después de dos días aguantando carros y carretas (y de los grandes) es difícil mantener el temple. Por mi parte si alguien se ha sentido ofendido por lo que he escrito en los comentarios pido disculpas.

          • Ah, y yo soy un buen tío cuando me tratan bien. Como cuando te apoyé para montar esta, tu web. Cosa que tú no hiciste con otros proyectos míos. Pero no pasa nada, me va muy bien sin ti. MUCHO mejor, de hecho. Ahora, tú sabes también que a las malas… todos sabemos jugar. La diferencia es que tú solo controlas el mundo virtual para ser una bitch. Y soy del Prat. Besitos.

  • AAAPPP12

    A tus pies, maricón

  • MartiK.

    Atzur e Hidroboy, estáis hechas la una para la otra. La egolatría y el attentionwhorismo os une. Hidroboy con su web que sólo importa a cuatro maricas rancias y su cuenta de Twitter en la que solo sigue a 30
    personas desesperada por parecer twistar, y Atzur, que ya ha quedado más que retratado aquí. Al final solo os tenéis la una a la otra.

    • Hidroboy

      Amiga, yo sólo quiero decirte que a mí me da igual a quién le importe la web pero en Twitter sigo a 30 personas porque tengo la cuenta de la web desde la que sigo a todo el mundo y así no se me repiten tweets y leo 7 veces lo mismo xD

  • lol

    el atzur este puede dar mas ascopena??? con esa cara y ese cuero de mierda intenta hacer creer q va al gym?? JAJAJAJAJAJAJAJJA pringado. y mala.

  • lol

    y por cierto, el noviode pako que tenga un poco de dignidad, si sabeis a lo que me refiero

  • ElFeoDeAuryn

    Bueno, empiezo diciendo que no conozco ni a Hidro, ni a Atzur, ni a Pako personalmente… pero que en todo esto soy TEAM HIDROBOY a tope.
    No has podido decir más verdades en dos artículos, y lo que a muchos les jode es que tengas tantísima razón. Lo que hace más ENORMES esos artículos son como se toman estos “ataques” el bando contrario… insultando llamándote GORDO? que estamos en preescolar?

    Atzur, el mayor attention whore de la historia de internet. Él, el chico más superficial, típico y clasista, se atreve a intentar dar lecciones de moral. Y bueno… si esas lecciones fuesen válidas al menos… pero esa ironía rancia que lo caracteriza junto a un montón de insultos, solo consiguen hacerlo más ridiculo aún. Sin conocerte, solo leyéndote se te ve un tío lleno de inseguridades, de falta de humildad, aferrado a un sin fin de topicazos gays para intentar llamar la atención (utilizar el culo del compañero de trabajo para conseguir RT ya es muy triste)… Te aconsejo que medites un poco, deja de creerte un ser superior al resto de la humanidad, y deja de creerte mejor persona por ir al gimnasio (que por cierto, ya que todos juzgamos… poco se te nota).

    Al final la mejor opción es la que ha tomado Pako, en silencio y sin opinar, aunque debería decirle a su pareja que STOP, que pare… que deje de hacer el ridiculo: riéndose de la gordura de Hidroboy… él? ÉL? No creo que sea el más indicado para reírte del físico de nadie. Inakio, si me lees (que seguro que sí) otro consejo, Madrid es muy pequeño en el fondo, y todos sabemos lo que hacen TODOS… incluido las travesuras a las que a tu querido empotrasaurus le gusta participar… así que calladito (y asumiendo los cuernos) estarás mejor.

    PD – Atzur, tengo amigos a los que también les has dicho que te has follado a Pako, así que deja de sorprenderte.

    • orcO

      No descartes que Bizcozoico ha tomado la callada por respuesta porque aún no ha entendido el texto. Está procesándolo. Igual contesta dentro de un par de semanas. O meses.

  • feO

    Queremos saber más acerca de los cuernos de la fea!!

    • Ertai

      Lo feo es eso que dices, y cómo lo dices. Ya te vale.

      No soy amigo, conocido, ni siquiera simpatizante de esta pareja, pero joder, cómo os gusta la carnaza.

    • orcO

      Evidentemente, con fotoscutresQ se los ponía. Todos los que pasan por el objetivo de ese, pasan por su objetivo… ¿con la lisiada también pasan por la piedra?

  • keiro89

    Pues que quieres que te diga, estoy de acuerdo respecto a la primera parte del articulo del fat-shaming. Es verdad que cada vez hay más y va a peor. Hasta ahí todo estoy contigo.

    Pero cuando entran con el tema de Francesc, ahí ya liamos. En tu entrada dices que hay imbéciles que te harán sentir mal simplemente porque disfrutan insultando y haciendo sentir mal a los demás y aiba, ¿qué haces aquí? disfrutar criticando y haciendo sentir mal a la gente (es verdad que insultar no insultas). Eso tiene nombre.

    Por otra parte queda claro que NO has leído el libro. Siendo el autor un “ex-gordo” (o llámalo como quieras) que ha sufrido por fat-shaming (se nota en el libro) lo trata de forma muy empática (yo sí que me he leído el libro).

    Y que quieres que te diga viendo los perfiles de Francesc veo que no ha cambiado. Dinosaurios por aquí y por allí, deporte, comida y frikismos varios. ¿La única diferencia? que en su camiseta pone reebok. Pues ya ves tú, en tu blog tienes anuncio para sacar pasta.

    Vamos que esto ha sido un ataque gratuito.

    • Hidroboy

      Yo pensaba que lo había dejado claro pero parece que no. Y como soy así de tonto no me importa volver a explicarlo. Evidentemente no he leído el libro ni lo voy a leer, lo que critico no es el contenido del libro si no el mensaje de la portada, no me parece el adecuado si lo que hay dentro no es igual que, por ejemplo, los otros libros que hay más arriba en los que se vende el fitness como algo “doloroso” por lo que hay que luchar y hacer sacrificios.
      Tengo varios conocidos que son profesionales del sector (profesionales, con sus carreras y todo) y son justamente los que siempre me dicen que las frases motivacionales con connotaciones negativas son las que más daño hacen. En el otro artículo, el del fat shaming, hasta los editores de la Men’s Health de UK comparten esa opinión. Repito: no estoy hablando del contenido del libro ni de la vida de Francesc, estoy diciendo que si yo fuera alguien que quiere ir a comprarse un libro para mejorar mis hábitos y mi cuerpo (por los motivos que sean) uno que me está echando la bronca antes de cogerlo de la estantería no será la mejor opción.
      Si lo que decís del libro y de Francesc es así, tal vez habría sido más adecuada una imagen general menos agresiva (y menos comercial) con una frase tipo: “Si puedes quieres”.

  • Sergio

    madre de dios, sweeties! en qué momento se lió todo esto y por qué?
    bueno, si no os importa, comentaré como asiduo a la web sin más.
    Hidro los dos artículos me parecen un lujo. no tengo ni puta idea de qué habrá detrás (si hay algo), ni de donde salieron, ni si prendías algo concreto con ellos. pero a mi me parecen de enmarcar, comparto el planteamiento y me parecen unas exposiciones más que correctas de tu opinión.
    y ya está… a mi, todo lo demás me sobra muchísimo.
    no os conozco a ninguno en persona y no creo que lo haga salvo que os de por pasar por Tenerife, o yo convenza a mi consorte para ir a Metro FM cuando volvamos por Barna. desde esta distancia todos me caéis bastante bien (todavía nos reímos con la coreo final del vídeo que grabásteis para no sé qué fiesta en una azotea y acabábais cantando el Venus de Lady Gaga xD) … vamos, que si venís se os invitará a unas cervezas, te con pastas, combiandos o lo que prefiráis. hasta entonces seguid trabajando como lo hacéis y pasad de estas mierdas, caris.
    un saludo a los dos, a todo el equipo de EB, al de EBFM, al machote este del libro, al novio, a la santísima virgen de la caquetita de pana y quien pueda gustar.
    nos leemos,
    Sergio

  • orcO

    Es muy triste la vida de Bizcozoico, cuyo único propósito en la vida es encontrar en los demás la aprobación que necesita para sobrellevar su trauma de exgordo. ¿Querías adelgazar y ponerte fuerte? Muy bien, lo has conseguido. ¿Ahora qué? Pasa página, a otra cosa, tete.
    Pero en vez de eso sigue enfrascado en esa triste espiral de exhibirse en redes para conseguir likes, calentar a tíos para sentirse deseado, follarse a tíos para probarse a sí mismo que está en esas ligas… Y mientras teniendo su orcO en casa, que le da seguridad, porque un tío bueno sí se lo pueden quitar, es algo que no manejaría, pero al Hobbit lo tiene seguro en casa… inflándole a tortitas.
    ¿Y la última? Tirarse al ex novio gaymer del tío del mallorquín que idolatraba antaño, ese que pagó un pastizal de crowdfounding solo por conocerle.
    Muy triste tener 3mil followers en Twitter y 60mil en Instagram, ya sabes que a la gente lo que le importa es cómo luzcas, no lo que pienses.

  • EstoyBailando

    Los comentarios de este artículo han sido eliminados por decisión de todos los redactores de la web. La opinión del redactor del mismo queda clara en el texto y aunque nos gusta mucho recibir vuestro feedback y que comentemos los temas entre todos, se ha llegado a un nivel de ataques personales, peleas de patio de colegio (en las que hemos participado incluso nosotros) y faltas de respeto que no quedan bonitas y no conjuntan con nuestra decoración.

    Os pedimos disculpas a todos los que habéis comentado con buena intención. Nunca hemos moderado comentarios en la página y no queríamos tener que hacerlo nunca, pero nos parece que lo mejor es zanjar este tema y borrar cualquier rastro de ataque personal que se desvía del mensaje del artículo.

    Os queremos.