• Robert Bentley, gobernador de Alabama que dijo que el matrimonio igualitario “socavaría la integridad” de la sociedad… Acaba de dimitir por ponerle los cuernos a su mujer.

Robert Bentley es un señor que podría ser el típico malo de capítulo de Scooby Doo pero que en vez de disfrazarse de fantasma para ahuyentar a la gente de un parque de atracciones y forrarse vendiendo el terreno resulta que dirige… Bueno, dirigía, el estado de Alabama.

“¡Habría conseguido mi objetivo de no ser por estos estúpidos chicos y su perro!”

Hace un par de años Bentley encabezó una cruzada contra el matrimonio igualitario en Alabama. Cuando el Tribunal Supremo de EE.UU. legalizó de facto dicho matrimonio, Alabama publicó un texto legal en el que decían que “cambiar la definición legal de matrimonio en Alabama por una decisión judicial podría socavar la integridad de los tribunales y alteraría el entendimiento de la sociedad respecto a las normas y responsabilidades del matrimonio, en detrimento de los niños y la sociedad civil.

Pues poco le importaban realmente a Bentley las normas y responsabilidades del matrimonio porque resulta que le fue infiel a su mujer con la que llevaba casado 50 años.

 

A finales del año pasado comenzaron a circular las acusaciones de que Bentley estaba poniéndole los cuernos a su esposa con Rebekah Caldwell Mason, su jefa de gabinete. En su momento Bentley dijo que todo era mentira, que eran fake news, que la izquierda era el demonio… Hasta que aparecieron grabaciones telefónicas en las que Bentley le dice a Mason las ganas que tiene de follársela, de jugar con sus pechos y, oh sorpresa, le dice que la quiere.

En cuanto las grabaciones se hicieron públicas la oposición demócrata se lanzó en tromba contra él acusándole de hipócrita por estar a Dios rogando y con el mazo dando; que mucho avisar de que el matrimonio entre personas del mismo sexo iba a acabar con la moralidad del país mientras él estaba viviendo su propio affair. Pero claro, es que Bentley es un hombre blanco heterosexual y él puede hacer lo que le dé la gana.

Te in-Teresa
A Frank de la Jungla no le gustan las mariconas

O más bien no, porque los demócratas presentaron un recurso frente al Tribunal Supremo de Alabama para que les permitiera impugnar al Gobernador en base al abuso de poder que, presuntamente, ejerció para cubrir el affair y que nadie se enterara. La Comisión Ética de Alabama acusó a Bentley de haber utilizado recursos y personal del gobierno para intentar recuperar la cinta con las conversaciones sexuales que finalmente se filtró a la prensa.

El gobernador Bentley posando con la lata de afeitar en la que extrajo los embriones de dinosaurio de Isla Nublar

Ante las acusaciones Bentley dijo que no tenía pensado dimitir porque no había hecho nada ilegal. “Si la gente quiere saber si utilicé en mi beneficio recursos del estado, la respuesta es simplemente no. No lo he hecho.” Pues lo que sí ha hecho ha sido dimitir. Justo antes de que comenzaran las sesiones para presentar la moción de censura y destituirle, el gobernador Bentley ha dimitido de su cargo diciendo que él solito ha decidido que era hora de dejar de ser gobernador de Alabama.

Nuestra analista política ha revisado concienzudamente toda la documentación del caso y su conclusión es la siguiente:

Por cierto, la mujer de Bentley, que no es Alicia Florrick, se divorció de él. Bravo por ella.

Fuente | Pink News

Deja tu comentario