Un tribunal tunecino condena a una chica de 19 años a cuatro meses de prisión por conducta inapropiada, aunque en realidad la condenan por ser trans.

[divider]Actualidad | Ley y Orden[/divider]

La próxima que estés buscando destino para pegarte unas buenas vacaciones y quieres ir a un sitio exótico para luego subir muchas fotos a Instagram, acuérdate de no reservar vuelo a Túnez; porque allí acaban de condenar a una chica trans de 19 años a cuatro meses de cárcel por ser trans. Así de claro y directo te lo cuento, para que luego digas que ya no hace falta seguir luchando.

“Disfrutando de unas maravillosas vacaciones en Túnez. #Gay #GayBoy #GayTravel #Uy #MeHanDetenido #VoyALaCárcel #InstaFit #Fitguy #Healthy”

El abogado de la chica es el activista gay Mounir Baatour, que ha explicado que la chica fue detenida el pasado noviembre en una fiesta de Halloween a la que fue vestida de mujer. Según Baatour, la policía se llevó a la joven a comisaría y durante el tiempo que estuvo detenida fue torturada, humillada y ridiculizada por el simple hecho de ser una mujer trans.

Se da la casualidad de que Baatour también ha tenido sus roces con la justicia tunecina por su homosexualidad. En 2013 fue condenado a tres meses de cárcel por un delito de “sodomía.

Mounir Baatour, abogado, político y activista por los derechos LGTB.

En Túnez las operaciones de reasignación no están prohibidas, pero ya ves tú lo que significa eso cuando estamos hablando de una sociedad tan conservadora en la que se envía gente a prisión por perjudicar la “buena moral“. Y es que aunque Mounir fue puesta en libertad después de su detención, un juzgado la ha sentenciado a cuatro meses de prisión (sentencia que está cumpliendo ya porque entró en vigor inmediatamente) acusada de insultar a un policía, dañar la buena moral y hacer una demostración ostentosa de un comportamiento contrario a la modestia.

Te in-Teresa
¡Sorpresa! El PP de Navarra es el único partido que no apoya la campaña de Chrysallis

Una maravilla.

El abogado de la chica acusa a las autoridades de haber fabricado todo el caso “desde la nada” guiándose únicamente por la más lamentable transfobia. A pesar de todo Mounir ha tenido “suerte” (si es que se puede decir eso) porque se enfrentaba a una sentencia de tres años de cárcel.

[divider]Fuente: Pink News[/divider]