Cada cierto tiempo aparece una noticia de este tipo y nos gusta publicarlas por dos motivos. El primero, un poco chungo, es que nos gusta recordaros que el VIH sigue vivito y coleando y hay que protegerse, y el segundo, bastante más optimista, es que la investigación para erradicarlo también sigue adelante y cada vez se descubren más cosas sobre el virus.

Investigadores de la Universidad Temple en EE.UU. han conseguido eliminar el ADN de la cepa más común del VIH, la VIH-1, de tejido vivo en varios órganos de ratones infectados. El mismo equipo de invesetigadores ya habían hecho lo mismo en células humanas en un laboratorio, pero ésta es la primera vez que se consigue en tejido vivo.

Winning-GIF

Kamel Khalili, el jefe de la investigación, explica en el artículo publicado en Nature Gene Editing, que su tecnología para modificar genes “puede ser administrada efectivamente a varios órganos de pequeños animales y eliminar grandes fragmentos del ADN viral del genoma de la célula huesped“.

Excuse-me-GIF

Así dicho te puede parecer un poco tontería porque al fin y al cabo son ratones y es un paso bastante pequeñito, pero Khalili y su equipo se muestran muy optimistas por las implicaciones que este descubrimiento puede tener en un futuro: “La habilidad del sistema de entrega del rAAV (el invento del equipo, para que lo entiendas) para entrar en diferentes órganos que contienen genoma del VIH-1 y editar el ADN viral es un indicador importante de que esta estrategia puede superar la reactivación viral de células infectadas latentes y podría ser un acercamiento en potencia para la curación de pacientes con VIH

Te in-Teresa
Cómo ser pasivo: Curso práctico en la Universidad de Harvard

amezing-travesti-gif

Como ya sabrás los tratamientos antirretrovirales a los que se someten las personas seropositivas actualmente lo “único” que hacen es suprimir la carga viral pero no eliminarla del todo, lo que implica que si el tratamiento falla o se abandona (o directamente no se toma, por eso es importante hacerte la prueba regularmente) el virus se puede reactivar y poner al paciente en riesgo de desarrollar SIDA. Este nuevo tratamiento podría limpiar las células de toda la infección que persiste en ellas.

Kamel Khalili ha explicado que los ensayos clínicos podrían comenzar dentro de pocos años, pero antes quiere volver a realizar este estudio con un grupo de animales mayor.

Habrá que estar atentos.

Fuente | The Independent