Ciudadanos aprueba en la Asamblea de Madrid una proposición de ley para declarar la Comunidad como LGTBIfriendly y dejar claro que nos “toleran”, pero no nos “respetan”.

[divider]Actualidad | Alerta Homo[/divider]

Después del proceso de cambio en materia LGTB de Ciudadanos (que a nosotros nos parece estupendo siempre que sea un cambio de verdad), los del partido naranja acaban de demostrar que lo LGTB está muy bien siempre que sea para el espectáculo y dar colorido, pero para cosas más serias, como “pedir respeto” a las personas LGTB no.

Que ellos si acaso los toleran, pero que de ahí no pasan. Literalmente.

Ayer el partido naranja aprobó en la Asamblea de Madrid una proposición no de ley instando a la Comunidad a poner en marcha una serie de actuaciones de cara a dar más apoyo al WorldPride que se celebrará este verano. Hasta aquí todo bien. Pero, como diría Mecano, el matiz viene después.

El texto presentado,  en su primer punto dice:

Promover la Declaración de la Comunidad de Madrid como “Comunidad Autónoma abierta, amigable y tolerante con las personas LGTBI” bajo la denominación “Comunidad de Madrid LGTBI friendly” como expresión del compromiso de la Comunidad de Madrid con las personas LGTBI y sus justas causas”.

Sí. Han dicho”tolerante. Y nosotros no necesitamos que nos “toleren” sino que nos “respeten“, que ya va siendo hora de dejar de “llevarnos con paciencia” o de “permitirnos aunque no nos tengan por algo lícito“, que son los primeras acepciones de “tolerar” en el diccionario. Y sí, la RAE también dice que tolerar es “respetar las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias” pero la connotación negativa de la palabra no la hace precisamente la más adecuada.

Te in-Teresa
Señoras y señores, con ustedes LA PEZONES

¿Puede ser simplemente que se hayan expresado mal? Pues… No. Y es que el Partido Socialista presentó junto a Cogam, FELGTB, Cesida y Aegal (sí, Aegal) una serie de enmiendas al texto que entre otras cosas proponía cambiar la palabra “tolerante” por “respetuosa.  ¿Y qué pasó entonces? Pues que Ciudadanos le ha dicho al Partido Socialista que con su pan se lo coman, que el texto se queda así.

Que ellos antes que respetuosos son tolerantes.

Eso nos lleva a pensar, querida amiga, que la elección de la palabra no es un error:  Ciudadanos nos está diciendo a la cara que está muy bien que un hombre se ponga tacones y lo llene todo de brilli brilli, que ellos “lo toleran“… Pero no lo respetan.  Y la Comunidad de Madrid ahora también, porque la Asamblea aprobó la propuesta.

Ay. Albert, te imaginamos cantando “porque soy la reina del postureo” al ritmo de Baloncesto. Y es que no se nos ocurre otra definición mejor para lo de ayer. En la exposición de motivos de la propuesta dice:

La dignidad de cada persona y el libre desarrollo de la personalidad constituyen la base del Estado de Derecho y están amparados en el artículo 10 de la Constitución española. La igualdad de trato y ante la ley de las personas, independientemente de su orientación sexual, es un derecho universal reconocido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el artículo 14 de la Constitución española.
A pesar de esto, la homosexualidad (y con ella implícitamente la bisexualidad y la transexualidad) está castigada penalmente en 76 estados.”

A esos 76 Estados podéis añadir ahora a la Comunidad de Madrid, que tolera pero SE NIEGA a respetar al colectivo LGTB. Porque es la descripción exacta de lo que ha pasado: os negáis a poner la palabra respeto.

Te in-Teresa
Howard Stern dice que Sam Smith es feo, gordo, gay y un One Hit Wonder

Pero lo del respeto no debe ir mucho con vosotros a raíz de esta respuesta a la diputada Carla Antonelli cuando os afeó lo que habíais hecho:

Ese Tweet es una muestra fantástica de la enorme diferencia entre “tolerar” y “respetar”. ¿Verdad?

El siguiente punto del texto aprobado hace referencia a “colocar la bandera LGTBI en la sede de Gobierno de la Comunidad de Madrid“, que eso os encanta. Una bandera. Os vuelve locas. ¡Qué bonita sale en las fotos! Estamos seguros de que en Ciudadanos lo pasan mejor que nosotros viendo Eurovisión con tanta banderita por todos lados…

Luego ya,  lo de respetar su significado lo dejamos para otro día. De momento, mientras no moleste mucho, la toleran.

Por cierto,  que en las enmiendas rechazadas figuraba que la bandera LGTBI ondease también en la sede de la Asamblea de Madrid. Pero claro, allí igual no la toleran tanto y han decidido mejor no ponerla.

El resto de enmiendas rechazadas eran bastante razonables y complementan estupendamente la propuesta que se ha aprobado como una campaña institucional sobre VIH dirigida al colectivo LGTB, la ampliación de los horarios de metro (aunque finalmente Metro Madrid, por primera vez en su historia, abrirá las 24 horas durante el World Pride) o la implicación de Telemadrid.

Pero dicen en Ciudadanos que todo eso ya es pasarse. Será que bastante tienen con aguantarnos tolerarnos.

Deja tu comentario