Uno entra en el cine pensando que va a ver ooootra película convencional sobre mujeres al borde de un ataque de nervios, que se pasarán parte del metraje insultando a los hombres, queriendo vivir otra vida diferente de la que tienen, pretendiendo romper con las reglas para luego para al final, volver a su redil. Y sí, Malas Madres tiene mucho de eso, pero no solo. Lo mejor de este excelente filme, dirigido con buen pulso por John Lucas y Scott Moore, es que no pretende sorprender ni dogmatizar ni ir de cultureta por la vida y, cuando no tienes nada de eso encima, aparte de un gran alivio te sale, sin querer, un largometraje… ¡muy divertido!

madres-384x463-1464809896

“Nosotras no sabemos quién es el Fransuá Trifó ese, pero danos una botella de vino barato y te montamos una fiesta en dos minutos”.

Amy Mitchel, fenomenalmente interpretada por Mila Kunis, es una joven madre de Chicago que tiene un trabajo estresante, un jefe idiota, dos hijos preadolescentes ingratos y un marido vago. Amy se pasa todo el día corriendo para poder llevar a sus hijos al cole, llegar a la hora a su curro, hacer la compra, cuidar de la casa, ocuparse del pero ¡y hasta de su marido!

4untitled

“Hasta los ovarios de ser una pringada. Me dan ganas de cortarle las pelotas a todos los hombres (hetero)”.

Hasta que un día ocurre algo que da un vuelco a su vida y Amy pasa de marido, hijos y trabajo. Se alía con dos mamás en su mismo caso y las tres se dedican a hacer el guarro en los supermercados, vestirse de putón, liarse con el primero que ven, ir a toda hostia por la carretera en dirección contraria y organizar fiestas solo para mujeres donde corren el alcohol, las drogas, la música rock y donde todas se lían con todas.

madres-2

“A ver, zorras, organicemos la folli-fiesta. Las que quieren hacer tijeras, a la derecha; las que prefieran sexo anal, a la izquierda y las que tengan la regla… ¡al sótano!”.

Por si esto no fuera bastante para ir corriendo al cine, Malas Madres no escatima en chistes originales, memorables situaciones jocosas, muchas frases políticamente incorrectas y escenas que te dejarán de una pieza. Y la gran lectura de este filme: los hombres hetero son una especie en extinción.

madres-3

“Ejem, chicas, con pasar de los hombres no me refería exactamente a… ¡esto!”.

Es cierto que esta película no inventa nada, pero oye, más vale un buen film con pocas pretensiones pero sin complejos, que esté bien dirigido, bien interpretado y con un guion con  chispa  para aplaudir a rabiar. Y es que no solo las buenas películas son las que tratan sobre la muerte de tu gato o en las que dos adolescentes corren durante tres horas y media desnudos por el Louvre, en blanco y negro y sin decirse una palabra. No. Malas Madres se libera de todo eso, sabe muy bien lo que es, no pretende inventar nada y solo procura hacernos pasar un buen rato y nada más. Y eso es mucho. Y, encima, ¡no te aburres un solo minuto! Una auténtica sorpresa. Si van a verla, quédense a los títulos de crédito.

TE IN-TERELU  Suecia gana el peor festival de Eurovisión en años

FICHA:

Bad Moms (Estados Unidos, 2016).

DIRECCIÓN: John Lucas y Scott Moore.

REPARTO: Mila Kunis, Kristen Bell, Kathryn Hahn, Jada Pinkett Smith, Annie Mumoll.