Amiga, ser una marica perfecta puede ser una experiencia muy torturante. Y no lo digo yo, si no que tienes la prueba viviente justo enfrente de tus narices. En esa amiga con la que justo ahora tomas un Frapuccino en cualquier Starbucks de gran urbe mientras la maldices en silencio como a las hemorroides por lo total que le queda a la muy cabrona la camisa que se compró la última vez que fuisteis de compras.
Esa camisa que hubieras comprado tú si no estuvieras todavía a tus taitantos ejerciendo de becaria y chupando alguna que otra polla para poder sobrevivir y llegar a eso” que en la antigüedad las madres denominaban “fin de mes” y que en la actualidad es cualquier día a partir del día cinco.

Sí bonita, bienvenida al club de la marica pobre y arruinada. Tu club y cada día el de más gente

Pero es en esos momentos de pobreza extrema en los que la marica desarrolla su artes creativas pueden suceder dos cosas: 

O se pone a robar como las locas en todas las tiendas de Inditex como si no hubiera un mañana o se vuelve muy práctica (que es una forma muy bonita y elegante de llamarte pobre) y elige muy bien qué prendas son imprescindibles en su armario.  

Por que ella sin comer vale, sin follar vale, perdida como una loba herida en mitad del desierto pues también. Pero sin un buen outfit que llevarse a la boca pues como que NO. Por que en el mundo del mariconeo hay unas reglas que no se pueden romper y una marica mal vestida es una marica condenada al ostracismo. Que no sé lo que quiere decir pero lo pongo por que me sale del coño queda muy fino y muy de haber visto mucho mundo. Y si no te gusta te abres un blog y lo cascas. ¡Maricón!

Bueno cariñas, a lo que íbamos. Que hay una serie de prendas que NO os pueden faltar en vuestro fondo de armario (sí es que vuestro armario tiene fondo) y que si no las tenéis son las primeras que tendríais que comprar. O robar. ¡O lo que queráis!. Pero tenedlas y amadlas

Los “Must Have” serían los siguientes: 

Un buen par de Vaqueros

Y con vaqueros nos referimos a lo que tu vecina la Mari, la del quinto C izquierda, llamaría unos “tejanos“.
Y nos referimos también a unos vaqueros básicos que sean bonitos y que te sienten bien. Hubo una movida muy cholai a finales de los noventa y principios de los dos mil que se extendió como la pólvora entre los barrios de periferia, que consistía en tejanos y camisas como arrugados. Tal esperpento fue perpetrado por una mariloki que por aquel entonces llevaba los estilismos de Operación truño Triunfo y que un día (según las lenguas más viperinas) se dejó la plancha en casa. Total, que Bisbal y compañía se creyeron que aquellas arrugas, aquellos parches y aquellas telas mal cortadas eran el último grito de espanto la moda Parisien, y el resto de la historia ya la sabéis. Y vuestro armario también. Con esto quiero decir que por básico me refiero a un vaquero de corte clásico, que sea de tu talla, que te haga un buen culo y que te marque un buen paquete (que somos maricas pero no idiotas). Un buen color uniforme es una buena opción y un ligero lavado “a la piedra” (que es muy diferente a “pasado por la piedra”) es bien, pero en su justa medida. Olvídate de rotos, parches y demás inventos de diseñadoras locas. Veamos unos ejemplos: 

¡Hola! Yo soy el MAL ejemplo

¡Hola! Yo soy el BUEN ejemplo

¡Hola! Más buenos ejemplos…

¡Aquí a la izquierda! Además de un perfecto ejemplo soy el candidato a padre de tus hijos…

 

Camisa blanca / Camisa negra

Ycon esto no hay vuelta de hoja, ni malas interpretaciones ni medias tintas. Toda marica que se precie debe tener al menos una camisa blanca y una camisa negra. Aquí lo imprescindible es el color, y ya si me apuras y quieres ampliar opciones optaría por el típico azul que yo llamo “de presentador de telediario“. Se ve que está demostradísimo y es una verdad muy verdadera que ese tipo de azul es el que mejor queda en hombres y el que mejor transmite la idea de seguridad, respeto y elegancia. ¡Con lo que tú eres, amiga! El corte de tal camisa ya es otro cantar, así como los cuellos y los acabos de los puños. Va a depender sobre todo de tu complexión, si eres muy delgado o tienes tipo tipazo lo petarás mil con los modelos slim fit, que es una expresión muy de culjanter cuando quieren decir “recto y ajustado”. Si eres ancha de huesos lo mejor es que compres una camisa con un toque clásico, muy estructurada en formas pero huyendo de todo lo que sea slim & fit. Una camisa de este tipo te permite pasar de un estilo más formal si llevas corbata a un estilo más informal tan solo con prescindir de la soga al cuello y liberar a tu cuello de maritora de un par de botones. 

Camisa blanca con estructura y básica

Camisa blanca básica modelo Slim Fit

Camisa blanca en manga corta Slim Fit en Belleza Oriental

Y ahora os imagináis todas esas variantes también en negro amigas. 

 

Camiseta básica y camiseta molona 

Pues eso, eliges los colores que más te gusten o los que estén en tendencia esa temporada. Es fácil, solo tienes que mirar a las 23,574 maricas que te rodean y hacer un recuento de los colores que más se repiten. Una básica puede ser cuello en pico o cuello redondo, pero el color es plano. Intenta que aunque sea una camiseta básica tenga un tejido bueno y un corte bonito. Las opciones son muy asequibles y puedes encontrar modelos realmente baratos por debajo de los cinco euros. ¡Que me lo quitan de las manos nenas! Por otra parte define mucho la personalidad de un marica una camiseta que refleje tu mundo interior, por muy oscuro e hijoputesco que sea. ¿Que eres muy de calaveritas? Pues oye cáscate una. ¿Que eres muy mundo loro y Agaporni? Pues oye búscate un modelo estilo selva. ¿Que eres más de frases que esconden mensajes subliminales? Pues no te cortes cariña. Siempre va bien un toque moderno y rompedor amiga, no lo olvides. 

Calaverismo muy en tendencia y molón

Básica con manga tres cuartos en el tono estrella del año: el coral

Básica manga corta con un corte muy bonito y un tono verano total

Básica modelo “Volverán las maricas golondrinas”

 

Un par de jerseis básicos 

Son totalmente necesarios y le dan dinamismo a tu estilo creando interesantes superposiciones, o bien con otras camisetas básicas o combinados con camisa. Pasa como con las camisetas básicas, que el corte y los colores ya quedan un poco libres de tu mano (yo siempre apuesto por los grises, negros y algún toque de color de temporada). Este tipo de jerseis te dan un rollo casual muy ponible para cualquier situación, desde ir a la oficina para hacer ver que trabajas hasta para patearte los peores parques de tu ciudad buscando esa mirada perdida en la nada yasabestúque

Básico verde combinado con camisa y pajaritismo

Básico granate complementado con camisa blanca y detalle en oro y brillos

 

 

Unos pantalones chinos 

Los pantalones chinos siempre han estado muy infravalorados y son muy tendencia, por que siempre te hacen estar un poquito más arreglado de la cuenta pero sin pasarte. Es decir, que ni mucho ni poco, que ni frío ni calor. Ya me entiendes. Además las marcas están reforzando la tendencia a ponerlos de moda con nuevos cortes y nuevas gamas de colores, aunque el rey indiscutible y clásico por excelencia será siempre el beige. Yo te animo a que te animes a probarte diferentes modelos y de diferentes marcas por que cada uno tiene lo suyo y que te arriesgues a combinarlo con camisetas básicas y unas deportivas bien churrukis

Camisa básica negra combinada con Chino de toda la vida

El total look ya atreviéndose con la tendencia del año: remangarse los chinos

 

Unas deportivas

Y aquí si que te tengo que dar una mala noticia, y es que el mundo “bamba” como lo llamamos en Barna o “sneaker” como lo llaman las modernas (de mierda) es realmente caro. Siempre se pueden encontrar ofertillas por cualquier tienda de barrio que no vende nada por que está fuera del circuito comercial mariconil, pero casi siempre que se habla de comprar unas deportivas ya te ves con la estaca atravesada y el corazón partíoPuedes usar un truki muy de marica pobre que me contó una amiga que trabaja de estilista en el programa de Laura en América y que te puede hacer ahorrar unos euros. Te calzas tu mejor modelazo y acudes a las tiendas haciendo perder el tiempo, ¡cabrona! un sondeo de los modelos que más te gustan e incluso te las pruebas. Te memorizas la marca, el modelo y la talla de las que te gustan y luego rastreas eBay como las locas en busca del ofertón del milenio, que nunca sueles encontrar. Pero a veces suena la flauta travesera y puedes llegar a encontrar diferencias de entre 15 y 20 euros incluyendo gastos de envío. Ya ves, soy una marica de recursos. A mí los modelos que más me quitan el sueño son los siguientes: 

 

Pues ya veis amigas, el mundo del básico de armario está lleno de entresijos. 
Y nos hemos quedado con las prendas totalmente imprescindibles y que no pueden faltar a riesgo de pecado mortal. En otra entrada hablaremos de otras prendas que también son básicos y del mundo complemento, que por supuesto también tiene sus básicos. 

Pues eso marilokis, nos vemos de compras por los mejores mercadillos de la ciudad

Deja tu comentario