• El presidente de HazteOir denuncia que Satanás le acosa telefónicamente. Y claro, la risa.

Mucho se ha hablado en los últimos días de Ignacio Arsuaga, el presidente de HazteOir. Y no sólo por el autobús tránsfobo o por lo de las hormonas, sino porque es el malo de Superman:

Bueno no, tampoco por eso pero lo vi en Twitter y me hizo gracia.

Precisamente en Twitter fue donde el señor Arsuaga compartió un mensaje que dejó a toda España en vilo. Satanás ha llamado a Ignacio Arsuaga. Y por “Satanás” no me refiero a mí, me refiero al Satanás Satanás de verdad. El Satanás de toda la vida.

Sí, la noticia es de ayer. Pero como buen medio periodístico que somos (Inserte Efecto de Sonido de Grillos Aquí) hemos pasado 24 horas en la Sauna Paraíso el infierno intentando que Satanás nos confirmara si había hecho la llamada o no. Y se nos ha ido el santo al cielo.

Mientras investigábamos, Arsuaga explicó en su Facebook que la cosa la sacaron de quicio los medios de comunicación que están aburridos en Semana Santa y que el tweet que le había salido era “un churro“. Que lo que él quería era llamar la atención sobre las cifras 666 “del número de teléfono del acosador que ha estado amenazándome por teléfono, a mí y a mi familia, el mismo que ha robado y publicado documentos personales de mis hijos, de mi mujer y míos.

Y añadió: “Quise, simplemente, decir que había algo malvado en todo eso, y pedir una oración por mi familia a quien quisiera interceder por nosotros.

Pues mira Ignacio, ya intercedo yo: no te ha llamado nadie extorsionándote y mucho menos desde el teléfono de los seises. Básicamente porque esa imagen es un Meme que circula por internet desde hace tiempo y que, probablemente, tú viste en este tweet publicado 5 días antes de que “recibieras” la llamada satánica:

Te in-Teresa
Lambda sale a la calle en el Día Internacional de la Visibilidad Bisexual

Así que, sintiéndolo mucho (por nosotros, nos hacía ilusión que Satanás estuviera ahí haciendo llamadas a troche y moche), lo único que nos queda es seguir riéndonos de ti:

Deja tu comentario