• Apple elimina todas las referencias a la parte benéfica del iPhone 7 (Product)RED en la web de lanzamiento de su nuevo teléfono en China.

Como ya sabrás, porque me he enterado hasta yo y me daba igual el tema, Apple presentó hace un par de días un nuevo color para el iPhone 7. El rojo. Pero no es un rojo cualquiera, es un (Product)RED: un rojo que lucha contra el SIDA. Varias compañías (Apple, Gap, Converse, Microsoft, Motorola…) tienen desde hace años esa marca registrada y parte de los beneficios que generan los productos adheridos a ella van directos al Fondo Mundial que lucha contra el SIDA.

El iPhone 7 RED ha llegado a multitud de países entre los que están España, Alemania, Italia, México, Rusia, Suecia, Corea del Sur, los Emiratos Árabes, Reino Unido… y China. Pero en China el teléfono no se anuncia como (Product)RED sino simplemente como un iPhone de color rojo. La compañía ha eliminado de su página web cualquier referencia a la relación de ese color con la lucha contra el VIH.

Esta diferencia ha llamado la atención de muchos que incluso han comprobado cómo la frase que presenta el producto es diferente en las webs de Hong Kong y la de China. En la primera se puede leer “iPhone 7, ahora disponible en (Product)RED” y en la China se lee simpelmente “iPhone 7, ahora disponible en rojo“.

Desde Pink News señalan que se han puesto en contacto tanto con Apple como con (RED) para aclarar si igualmente parte de los beneficios de la venta del teléfono en China se enviarán al Fondo Mundial. Apple ha declinado comentar y sólo han apuntado que la contribución de sus productos hasta la fecha al Fondo Mundial es de 130 millones de dólares. Desde (RED) aún no han dicho ni mú.

Te in-Teresa
El Gobierno se niega a revisar la exclusión de las personas con VIH en las ofertas de empleo público

Se entiende que esta ausencia de relación entre el teléfono y la lucha contra el SIDA responde al tabú que el VIH aún supone en el país; tabú que contribuye a que, a fecha de 2014, haya más de 500.000 personas seropositivas en China. Esa cifra supone un 2% de la población mundial VIH positiva y un 3% de los nuevos casos en todo el planeta.