Querida amiga que te mueres de ganas de viajar en el tiempo, estás de enhorabuena. No te preocupes si quieres largarte al Nueva York de los 80 y pegarte la fiesta de tu vida, porque ya no vas a tener que robar un reactor nuclear y la peluca de Cyndi Lauper para sentirte en plena movida manhattanera: Hornella Góngora le ha puesto solución a ese drama.

Tú le das al play de Amor Irracional y de repente te sumerges en una de esas canciones que tan loca volvían a tu prima o a tu hermana mayor, que era fan de la Madonna del True Blue y de Pedro Marín. Una maravilla de sonidos retro y melodía pegadiza, con un estribillo que es puro drama-synth (un término que me inventé con mi amigo Jose el buenorro andaluz que era tan fan como yo de las canciones electrónicas que te parten el alma) y que no sólo se engancha sino que además te da ganas de aplaudir. A eso súmale un rollito muy Dead or Alive, incluso un poquito del rollito noventero a lo Viceversa u OBK… ¿y cómo no nos va a gustar? ¿CÓMO NO NOS VA A GUSTAR?

Pero no es la única joya de esta canción escrita por Orion (y se nota) y masterizada por William Luque, hay todo un montón de detalles en la producción (los sintetizadores, los coros con vocoder -¡qué coros! ¡¡qué coros!!-, los “aaaaaah oh oh oh” que son puro pop) que le dan a la canción una personalidad única muy cercana a la filosofía detrás de Hornella. Y eso es MUY BIEN.

Voy a ser aún más claro: rara vez escucho una canción de un artista amateur de la nueva movida madrileña y voy corriendo a iTunes a comprarla porque necesito dejarla en repeat. Asín de claro te lo digo.

Te in-Teresa
A GRITO PELAO: Ruth Lorenzo y la Naranjo destrozan Pantera En Libertad

Ahora le das al play:

Y ahora vas a iTunes a comprarla: