En la historia de la humanidad se han tomado muy malas decisiones. La invasión napoleónica de Rusia, el lanzamiento de la bomba de Hiroshima, enviar a las Ketchup a Eurovisión y cuando Amaia Montero abandonó La Oreja de Van Gogh para comenzar su carrera en solitario.

Porque es verdad que ya daba grima cuando “aprendió” a cantar (y por aprender a cantar nos referimos a cuando se volvió la Dani Martín femenina), pero desde que dejó el grupo ya es insoportable. Hablo de Amaia, no de Napoleón.

Tras un par de discos que hicieron las delicias de las mascotas de media España (los únicos capaces de escuchar algunos de los agudos que emite su voz) la Mariah Carey española (por aquello de recoger premios más contenta que Jose Fernando en una bañera de agua con misterio dentro de una casa de lucecitas) tiene preparado su nuevo single y se llama Palabras.

Amaia-Montero-Palabras-2014-1200x1200La grima hecha portada

Y sin palabras nos hemos quedado al descubrir que es un plagio de Leona Lewis el sufrimiento hecho canción. No porque nos parezca bonita y sentida y trascendental y todas esas cosas que la mitad de las cantantes pop pretenden transmitir con canciones clónicas unas de otras y que llevamos 15 años escuchando una y otra vez; si no porque Palabras tiene algunas de las inhalaciones más brutales que hemos oído jamás y, como se despiste, Amaia acaba respirando en una bolsa de papel.

www.youtube.com/watch?v=xgB4ZSU201E

Suponemos que para los conciertos se llevará la bombona de oxígeno.

spongebob-hyperventilatingRECREACIÓN: Amaia tras cantar cualquier cosa

Ah, Palabras es el adelanto del nuevo disco de Amaia Montero que no sabemos cuándo sale ni nos importa. Esto lo he escrito sólo por reírme un rato.

Deja tu comentario