Y es que estábamos todas la maricas del mundo con una angustia vital que, como diria nuestra Spin Off favorita de Manuela Trasobares, ¡NO HAY DERECHO!

Hay una cosa que te quiero decir…

Nosotros, que llevamos el arte de la mamación grabado a fuego en nuestros genes y que nos veíamos abocados a un inframundo de penurias y destrucción al palmarla por la gracia divina, hemos respirado y mamado como locas al enterarnos de que “si la chupamos pensando en Jesús” el pecado es menos pecado. Vaya, que pasa de ser pecado a no importar una puta mierda. Así, por la gracia divina. Y cuando decimos en Jesús es en JESÚS. No en tu amigo pollón Jesús, ni en Jesús el carpintero, ni en Jesús el chorbo de tu mejor amiga que te pone malo tal cual te da un besito de hetero que maricomprende. Hablamos del que fue traicionado por la marica mala de Judas, el que se marcó una performance de mil demios con una producción que ríete de Madonna camino de la cruz. El rey del drama, mucho antes de que apareciera Paqui la Coles, Belén Esteban y Nova.

¡Strike a pose maricón! Let´s celebrate!

¿Y quien es el portador de la verdad que nos ha liberado de tan trágico drama? Pues ni más ni menos que el arzobispo de Granada Francisco Javier Martinez, que ha dado su total apoyo a un libro escrito por la italiana Constanza Mitiano que reza por título Cásate y sé sumisa. Sí amigas, un libro que enseña a las mujeres del siglo XXI a ser mujer florero y que las anima a “practicar el coito de espaldas por que así aprovechan para planchar”. Com veis amigas, toda una auotridad moral  y un canto a libertad personal.

Me debéis la vida… ¡maricones!

Pero como nosotras siempre somos de quedarnos con lo mejor de cada casa pues hemos decidido chuparla rezando un “padrenuestro que estás en los cielos y que nos has aproximado hasta la comisura del labio semejante pollón…” Y lo podéis terminar como gustéis, que sois muy chulitas y muy místicas cuando os ponéis religiosas. Que sé que os va una peineta cosa mala.

Pues ala, ahora que tenéis permiso de los cielos, podéis chuparla en paz.

Amén.

El chura de Churra
El cura de Churra APPROVES

Deja tu comentario